inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 21 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/04/2011 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los coches, protagonistas de la ciudad
Aforadores situados en distintos puntos de la red viaria de Madrid cuentan manualmente vehículos y peatones.

Los aforos manuales de vehículos en Madrid son necesarios en aquellos casos en los que es imposible conocer la intensidad de tráfico por medio de aparatos automáticos de conteo. O para cuando el Ayuntamiento quiere saber la composición concreta de dicha circulación (turismos, motos, pesados, taxis, autobuses). Y también se emplean para contar peatones en intersecciones, cruces o puntos singulares de la capital, con especial atención a otros usuarios de la vía como los que van en bicicleta. La Junta de Gobierno ha dado hoy luz verde al contrato de este servicio por 150.000 euros anuales durante cuatro años.

El objeto del contrato es obtener y calcular los volúmenes de tráfico por medio de personal aforador situado en distintos puntos de la red viaria. La Ciudad de Madrid realiza este trabajo desde hace más de 20 años. Los resultados son imprescindibles para acometer estudios de movilidad en aquellos puntos  susceptibles de ser reformados o en los que hay que implantar nuevas medidas de tráfico. Antes de instalar o modificar cruces semaforizados, pasos de peatones, ordenaciones viarias, peatonalizaciones o nueva señalización, por ejemplo, es necesario conocer los aforos manuales de vehículos y peatones que transitan en dichos puntos para determinar la solución más idónea en cada caso.

Las tomas de datos se realizan los días laborables desde las 7.00 hasta las 22.00 horas, aunque está previsto que si los servicios técnicos del Ayuntamiento de Madrid lo consideren necesario se desarrollarán fuera de este horario e incluso en días festivos.

Descenso de accidentes
La información que proporcionan los aforos de vehículos y peatones es una buena herramienta para dar respuesta a las necesidades de movilidad de la ciudad. Los resultados avalan la política adoptada por el Gobierno de la Ciudad: en los últimos cinco años han disminuido un 34% las víctimas mortales por accidentes de circulación, pasando de 50 a 33.

De los 33 fallecidos, 20 fueron atropellados, cifra que ilustra la vulnerabilidad del peatón. Por ello, gran parte de los esfuerzos del Ayuntamiento en materia de seguridad vial están enfocados a proteger a los viandantes del tráfico rodado.

Si comparamos los datos de 2010 respecto a 2009, el número de víctimas mortales desciende un 23%. La mayoría de los fallecidos fueron peatones, 20 en total, 7 menos que en 2009 y un 34% menos que en 2006. Desde 2003 han bajado un 7% los accidentes con heridos; un 12% los atropellos; un 57% las víctimas mortales; un 31% los muertos en atropello, y un 10% el total de víctimas.

¿A cuánta velocidad van los coches?
Conocer las condiciones del tráfico en la ciudad, la situación real de la circulación es fundamental para asegurar la movilidad y diseñar la ordenación del viario. Por eso, la Junta de Gobierno ha aprobado hoy el contrato del servicio para la obtención y cálculo de las intensidades de tráfico rodado en las calles de Madrid, mediante un sistema informático que cuenta tanto el número de vehículos como las velocidades de circulación.

El contrato, que es de carácter plurianual y conlleva un presupuesto de 210.600 euros al año, permite conocer la situación real del tráfico, valorar las intensidades medias de vehículos que circulan por las calles, y realizar, con esa información, los estudios de tráfico que contemplan modificaciones, tanto a nivel de infraestructura como de ordenación del viario. Su duración es de cuatro años, pudiendo prorrogarse de forma expresa y por mutuo acuerdo, sin que la duración del contrato y de sus prórrogas, considerada aislada y conjuntamente, puedan exceder de seis años.

Los estudios sobre tráfico han de evaluar, en primer lugar, los movimientos de vehículos que se producen en las vías, por lo que se precisa contabilizar el número de ellos que circulan por una calle en un determinado periodo de tiempo, y conocer su distribución horaria. Es un trabajo de suma importancia para la movilidad de la ciudad y por eso el Ayuntamiento viene realizando este tipo de estudios desde hace un cuarto de siglo.

Los aspectos que se analizan con estos aparatos automáticos son:

•·        Comparación sobre bases objetivas entre unas vías y otras, a los efectos de cualquier programa de actuación.

•·        Justificación económica de las inversiones en las que el tráfico puede intervenir como variable.

•·        Determinación de las características físicas de las vías, de acuerdo con las necesidades del tráfico.

•·        Establecimiento de la señalización fija o automática.

•·        Asignación de tráfico a nuevas vías.

•·        Verificación a través del tiempo de los resultados y el impacto sobre la movilidad de cualquier actuación sobre la vía pública.

•·        Elemento de investigación.

Menos intensidad, más velocidad
Tomando como referencia el año 2006, fecha en que empiezan a dar sus frutos las medidas adoptadas por el Ayuntamiento, se advierte que hoy se circula en Madrid mejor que entonces. No sólo ha aumentado la velocidad media de circulación, que ahora llega a los 24 kilómetros/hora, sino que además ha estado acompañada de una disminución de la intensidad media del tráfico en el conjunto de la ciudad en un 5 %.

Hay que destacar que, por primera vez en el año 2010, en el interior del primer cinturón se han superado los 10 km/h, incluso se alcanzan los 11 km/hora, velocidad que además supone un incremento respecto del año 2006 de aproximadamente un 15%.

En el segundo cinturón y, sobre todo, en Calle 30, también se producen notables incrementos: hasta un 25%.

En cuanto a las intensidades, se aprecia claramente que todas las zonas han registrado una disminución de tráfico respecto al año 2006, sobre todo en las zonas más céntricas de la ciudad, con bajadas del 6% en el interior del primer cinturón, del 10% en el primer cinturón o del 6% entre el primer y segundo cinturón. Asimismo, para el conjunto de la ciudad la reducción del nivel de tráfico llega a ser del 5%, lo que refleja el descenso de la movilidad en vehículo privado respecto al 2006.

 
 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic