inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 26 de julio de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
17/02/2017 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Condenados a 21 meses de prisión una banda que estafaba a ancianos simulando ser de una editorial
Integraban un grupo coordinado y concertado con la finalidad de obtener ilícito beneficio económico bajo la apariencia empresarial de diferentes sociedades de actividad cultural y editorial

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a una pena de 21 meses de prisión a los diez integrantes de una banda dedicada a estafar a ancianos con falsas suscripciones de libros.

Así consta en una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que los magistrados imponen a los acusados diferentes penas de máximo 6 meses como autores responsables de un delito por pertenencia a banda criminal, un delito continuado de estafa y coacciones.

Según los hechos, en fechas comprendidas entre el año 2013 y principios de 2014, integraban un grupo coordinado y concertado con la finalidad de obtener ilícito beneficio económico bajo la apariencia empresarial de diferentes sociedades de actividad cultural y editorial.

Así, seleccionaban a sus víctimas de avanzada edad mediante una encuesta telefónica en la que, siguiendo un guión previamente establecido, se les ofrecían regalos, para conseguir, mediante ese señuelo, una presentación comercial en sus domicilios.

En esa entrevista telefónica se aseguraban de que sus víctimas fueran lo más vulnerable posible, que se hallasen solas en su domicilio en el momento señalado para la visita y que tuvieran un nivel bajo de estudios.

Una vez en el domicilio, los miembros de la organización agobiaban a la víctima durante largas horas, distrayendo su atención y exigiéndola insistentemente que debía firmar los documentos presentados haciéndola creer que se trataba únicamente de recibir los regalos ofertados cuando en realidad lo que estaban rubricando era la adquisición de colecciones de libros por cuantiosos importes.

Seguidamente, se personaba el supuesto repartidor que, con la excusa de que debía firmar la entrega de los libros, obtenía fraudulentamente la suscripción de una nueva adquisición de libros.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic