inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 19 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
05/05/2010 - Guillermo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Confirmada la condena del asesino de Carlos Palomino
El Tribunal Supremo ha ratificado los 26 años de cárcel a Josué Estébanez

El autor de la puñalada mortal que acabó con la vida del menor antifascista Carlos Palomino en el Metro de Madrid el 11 de noviembre de 2007 ya conoce la pena que deberá cumplir: 26 años de cárcel. Así lo ha confirmado el Tribunal Supremo en la sentencia pública conocida hoy y que desestima el recurso de casación impuesto por la defensa de Estébanez contra la sentencia condenatoria dictada en octubre de 2009. Según esa resolución, Estébanez fue condenado por un delito de asesinato con la agravante de motivos ideológicos y por tentativa de homicidio, absolviéndole de tenencia ilícita de armas y de amenazas.

El Alto Tribunal concluye que desde que entró en el tren, su verdadero propósito era "agredir a cualquiera de ellos con el menor pretexto por su enfrentada divergencia de pensamiento".  Así, rechaza la alegada arbitrariedad de la valoración de las pruebas, puesto que subraya que todo el desarrollo de los hechos, desde que el acusado viaja en el metro antes de llegar a la estación de Legazpi, "está valorado por un sin fin de pruebas de confesión y testificales directas y periciales que la sentencia va reseñando a medida que relata los hechos".

Añade que la valoración de estas pruebas "en modo alguno puede tacharse de arbitraria a la vista del contenido objetivo de cada elemento probatorio". "La cuchillada asestada por el acusado a Carlos Palomino está reconocida por prueba de confesión y prueba de testigos directos", reseña el fallo.

En la sentencia, la Sala rechazó que Josué actuara en legítima defensa y concluye que "la muerte de Carlos fue consecuencia directa de la agresión del acusado, realizada de forma plenamente voluntaria y con la consciencia, no sólo probable, sino absoluta de acabar con su vida".
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic