inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 14 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/10/2015 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Desarticulan una organización criminal que explotaba a mujeres nigerianas en Madrid
Ofreciéndolas falsos empleos en distintos países europeos con los que conseguir un futuro mejor tanto para ellas

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal formada por ciudadanos nigerianos que se dedicaban a la explotación sexual de mujeres de su misma nacionalidad. Captaban a las víctimas en su país de origen, ofreciéndolas falsos empleos en distintos países europeos con los que conseguir un futuro mejor tanto para ellas, como para sus familiares en Nigeria. Una vez convencidas, las víctimas eran sometidas a complejos rituales de “vudú-yuyu”, aprovechándose de sus profundas creencias en los mismos, con la finalidad de comprobar su supuesta idoneidad y de conseguir la total subyugación de las mismas a la organización.

Pisos en Madrid para las víctimas

La investigación se inició cuando los agentes detectaron la existencia de  un grupo de ciudadanos de nacionalidad nigeriana que se encontraban afincados en la Comunidad Valenciana. Tras realizar las primeras pesquisas averiguaron que este grupo llevaba operando en nuestro país desde al menos el año 2008. Su actividad delictiva se expandía  por varias provincias de la geografía española, contaban incluso con infraestructura en barrios periféricos de Madrid, donde disponían de varios pisos para dotar a las chicas de un primer alojamiento a su llegada a nuestro país.

Falsas promesas y rituales

Una vez avanzada la investigación, los agentes averiguaron que la organización siempre seguía el mismo modus operandi, captaban a  mujeres en su país de origen bajo falsas promesas de trabajo en Europa y una mejor calidad de vida. Una vez engañadas y al objeto de comprobar la supuesta idoneidad de las candidatas, se les realizaba un ritual pseudo-religioso, conocido como “vudú-yuyu”, para asegurarse su sometimiento. Los miembros del grupo se aprovechaban de las  profundas creencias que las víctimas tenían en la eficacia de estos ritos y de esta forma la organización conseguía que juraran que pagarían íntegramente la deuda exigida, que no denunciarían nada de lo que ocurriese a las autoridades, y que no tratarían de escapar de los dominios de la organización. Finalizado el ritual y antes de ser trasladadas a Europa por vía aérea, se les facilitaba un alojamiento en el domicilio de la madre de uno de los integrantes de la organización. Para realizar el viaje con éxito uno de los componentes de la organización, el conocido como “Guide-Man”, les facilitaba un pasaporte nigeriano con residencia en un país de la Unión Europea. Esta persona sería también quien se encargaría de obligar a las víctimas a prostituirse en diferentes provincias de España. 

Después de un arduo trabajo realizado por los agentes de la investigación se logró localizar y detener a los tres miembros principales  de este entramado y desarticular completamente la organización. La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Central Contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y la Unidad Contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de Valencia.

Con la trata no hay trato

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de una nueva unidad de referencia en esta materia: la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional. Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

A lo largo de la primera fase, -de abril de 2013 a diciembre de 2014-, se realizaron 462 operaciones que se saldaron con 1.450 detenidos y 11.751 víctimas potenciales detectadas. En el marco de este Plan específico se mantuvieron además 3.379 contactos con ONGs e instituciones, que acogieron a 774 víctimas. La Policía Nacional realizó en ese periodo 963 actuaciones conjuntas con la Inspección de Trabajo en el ámbito de la explotación sexual, y se intervinieron 29 millones de euros fruto de las investigaciones patrimoniales llevadas a cabo.

Dentro de la II Fase de este plan, que comenzó en enero de este año, la Policía Nacional ha puesto en marcha la mayor campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Con el claim "Con la trata, no hay trato. Denúncialo", la Dirección General de la Policía está promoviendo la inclusión de vídeos y carteles en prensa escrita, radio y televisión que favorezcan la concienciación e implicación social de todos los ciudadanos, y especialmente de los clientes potenciales de estos servicios, contra los delitos cometidos por las redes que trafican con personas para su prostitución.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic