inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 26 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/02/2013 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Detenidos 33 miembros de bandas latinas en Madrid.
Detenidos 33 miembros de bandas latinas en Madrid.
Desarticulado el capítulo “el caserío” de los Blood, compuesto por 22 jóvenes y ubicado en el barrio de San Blas.
Detenidos 33 miembros de bandas latinas en Madrid.
Ver además...
Detienen a 15 miembros de bandas latinas en Madrid
Detenidos 33 miembros de bandas latinas en Madrid
Desarticulado el capítulo “el caserío” de los Blood, compuesto por 22 jóvenes y ubicado en el barrio de San Blas. Arrestados 11 Dominican Don´t Play, integrantes del “coro de Villaverde”, por la brutal agresión a un menor de edad.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 33 jóvenes en dos operaciones distintas contra los Blood y los Dominican Don´t Play en Madrid. Con estas actuaciones, los investigadores han dado un importante golpe a las bandas latinas asentadas en la capital al desmantelar el capítulo “el caserío” de los Blood, que había intensificado sus actividades en los últimos meses, y con el arresto de 11 Dominican Don´t Play –DDP- que conformaban el “coro de Villaverde”. Estos últimos son los presuntos autores de la brutal agresión a un menor de edad ocurrida el pasado día 08 del presente mes.

Aumento delincuencial de los Blood

La primera investigación comenzó hace varios meses. Tras numerosas gestiones, los investigadores detectaron que la banda latina Blood, de origen norteamericano y con escaso protagonismo y casi nula presencia hasta el momento, había adquirido cierta notoriedad en los últimos meses.

Los agentes constataron que toda la actividad de la banda giraba en torno al capítulo “el caserío”, asentado en el madrileño barrio de San Blas y liderado por Robert Joe L. A. de 19 años de edad. Los miembros del capítulo o set habían intensificado la captación de menores de edad para ser integrados en la banda y, con ello, aumentar el número de jóvenes obligados al pago de cuotas semanales.

Los investigadores también constataron que “el caserío” presentaba los rasgos característicos de toda banda latina organizada: estructura piramidal, reparto de roles, jerarquía férrea, castigos por incumplimiento de normas, literatura propia, rituales de ingreso, pago de cuotas semanales, pruebas de valor y el color rojo como signo externo de la banda.

La pasada semana, y tras identificar a todos los integrantes, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo y arrestaron a los 22 miembros de “el Caserío”, siete de ellos menores de edad. Entre los arrestados se encuentra el líder de este grupo. En los registros realizados los policías han intervenido numerosas armas como machetes, cuchillos, hachas o bates de béisbol con clavos incrustados.

Todos ellos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente como presuntos autores de varios delitos de asociación ilícita, amenazas, lesiones y robo con violencia e intimidación.

Brutal agresión de los DDP

La segunda operación se inició el pasado día 08 de febrero. Sobre las 22:00 horas, y en las inmediaciones de unas canchas deportivas situadas en la calle Villalonso de la capital, un menor de edad era brutalmente agredido por un numeroso grupo de jóvenes de origen latino. La víctima sufrió lesiones de extrema gravedad en ambas piernas y en un brazo que le dejarán secuelas de por vida. Los autores de la agresión, que portaban machetes y cuchillos, gritaron frases propias de la banda Dominican Don´t Play tales como “AD3” o “Amor de tres”. La rápida reacción en el lugar de varios radiopatrullas de seguridad ciudadana pertenecientes a la comisaría de Usera-Villaverde permitió la detención “in situ” de tres de los presuntos autores.

Gestiones posteriores permitieron a los agentes identificar al resto de los agresores, que fueron arrestados en los días posteriores. En total han sido 11 los detenidos. Conformaban el “coro de Villaverde” -célula básica de estructura de los DDP- y tenían su base de operaciones en un domicilio situado en el madrileño distrito de Villaverde donde residía su líder, Pedro Pablo S. S. de 21 años de edad.

Los 11 detenidos, seis de ellos menores de edad, ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa. Tres de ellos han ingresado en prisión.

Ambas operaciones han sido llevadas a cabo por efectivos de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, adscritos a la Brigada Provincial de Información.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic