inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/04/2010 - Ngs Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Pegatinas en la puerta del instituto
Estudian emprender acciones legales contra el IES de Pozuelo
Los padres de la niña quieren mantenerla al margen de la polémica por su salud

La familia de la joven apartada de clase por acudir con el 'hiyab' en el IES Camilo José Cela, en Pozuelo de Alarcón, está estudiando emprender acciones legales contra el centro por las últimas decisiones tomadas en el mismo y que, según sus allegados, han influido en el estado de salud de la muchacha que actualmente se encuentra con baja médica.

Así lo ha explicado  el portavoz de la familia, Mohamed Said Alilech, quien indicó que, de momento, el cambio de colegio o renunciar a llevar el velo islámico son cuestiones que la familia todavía no está barajando. "De momento, la familia no piensa en ello", señaló.

Alilech indicó que los padres están realizando consultas con "diferentes bandos" para saber si emprender acciones legales contra el instituto, por un lado, "para pedir la responsabilidad del director, que tomó la decisión de aislar a la alumna durante 20 días", o, por otro, para recurrir la votación del Consejo Escolar de ayer.

En este sentido, la familia está contando, por ejemplo, con el apoyo de la Federación de Entidades Religiosas Islámicas de España (Feeri). Además, el asunto ha transcendido a los medios marroquíes y tampoco se descarta acudir a la "mediación diplomática". No obstante, concretó: "Aún no hay nada definido".

"La familia está estudiando todas las posibilidades", manifestó Alilech, quien añadió que, ante todo, los padres de la joven quieren mantenerla "al margen de todo" por su "delicado" estado de salud. Y es que, el día antes de que el Consejo Escolar tomara su decisión, la niña sufrió una crisis de ansiedad porque había oído ya que iban a votar en contra de cambiar el reglamento interno.

Ésta es la razón por la que la estudiante, que ha estado durante varias semanas apartada de clase y pasando las horas de estudio en la biblioteca por acudir con el velo islámico, lleva dos días sin ir al centro. Esta ausencia se prolongará porque está en estos momentos con la baja médica por la "presión".

En todo caso, la familia insiste en que tomarán una decisión "que en ningún caso perjudique a la niña y a sus derechos fundamentales" y confía en que esta situación "acabe pronto" después de la "decepción y discriminación" que han sentido con los pasos que ha dado el centro en este sentido.

"Creemos que han sido muy intransigentes con el hecho de no admitir ningún cambio... Confiábamos en el sentido común", señaló el portavoz, quien, si bien reconoció que se esperaban la decisión del Consejo, y que la respetan como tal, señaló que no deja de ser "una actitud de soberbia".

"Según sus declaraciones, no iban a cambiar el reglamento porque estábamos presionando y no es así", añadió, para señalar, a renglón seguido, que recurrieron finalmente a los medios de comunicación cuando se les "agotaron todas las vías amistosas y de diálogo". "(La joven) llevaba 20 días y tuvimos que mover esto porque la niña estaba con depresión", indicó.

Todo lo que estaban haciendo hasta el momento, aseguró, eran "movimientos cautos que no solucionaban nada" y, por eso, se optó "sacar a la luz" el tema. "Es una tontería que digan que hay detrás sectores más radicales, lo único que hay es un padre y una niña que creen en sus derechos en un estado democrático", concluyó.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic