inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 19 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/02/2013 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver además...
Domingo de carnaval en familia en el Silken Puerta de América
Carnaval en Madrid 2013
Llega el Carnaval al distrito de Tetuán
Dispositivo de circulación para el desfile de Carnaval
"Carnavalesco" Pleno en Barajas
El carnaval se dejó ver en el barrio de Valverde
Patinadores solidarios se reúnen en el parque de El Retiro
Fin de Carnaval con el Entierro de la Sardina en Madrid
El desfile parte de la plaza de San Antonio de la Florida y tras cruzar el Manzanares llega a la Casa de Campo para enterrar a la Sardina en la Fuente de los Pajaritos.

La Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina ha hecho hoy un alto en su manifestación de duelo por el final del Carnaval y ha entrado en la Casa de la Villa “para buscar consuelo en la hospitalidad de los regidores de la Villa y Corte”, según ha dicho la alcaldesa, Ana Botella.

Cumpliendo la tradición, los cofrades han acudido, con su música peculiar, sus atuendos de luto y sus llantos, a saludar a los madrileños e invitarles al desfile que parte de la plaza de San Antonio de la Florida, cruza el Manzanares y llega a la Casa de Campo para dar sepultura a la Sardina en la Fuente de los Pajaritos.

“Sólo el genio castizo puede alumbrar una procesión de luto jocoso y jolgorio desconsolado como la que año tras año nos brinda la Alegre Cofradía. Sólo este genio, y la muy sana e inteligente capacidad de reírse incluso de uno mismo, pueden convertir la inhumación de una Sardina en motivo de inspiración para un duelo tan solemnemente disparatado”, ha señalado Ana Botella ante los miembros de la comitiva.

El ayer y el hoy se funden con el mañana de la ciudad a través del bullicioso paso de los cofrades con sus capas elegantes. La alcaldesa ha evocado algunas de esas estampas, impresas en la memoria y en los álbumes de la historia: El Madrid de las leyendas sagradas ocultas entre los sillares de sus murallas medievales, el Madrid de los huertos milagrosos, en los que trabajaban los ángeles, el que sustentaba los tronos imperiales, que administraban medio mundo, el Madrid de las novelas ejemplares, los sonetos geniales y las comedias de capa y espada que alumbraron nuestro Siglo de Oro, el de las filigranas barrocas y churriguerescas, el del Madrid de las reformas ilustradas.

También surge al hilo de la tradición el Madrid que despertó al país con un grito de libertad para derrotar al invasor, el de los conspiradores románticos, de las revoluciones gatopardianas y del vuelva usted mañana, el Madrid que, en medio de los desastres nacionales, creyó en las virtudes de una profunda regeneración para salir fortalecida de los embates, el de los grandes brotes del árbol de la ciencia y del progreso, que transformaron nuestra ciudad en una urbe moderna.

“El Madrid de los cafés donde poetas, filósofos y artistas sorbían el mundo de las vanguardias, el Madrid ensimismado de la colmena, la codorniz y los ladrones de bicicletas en el tiempo de silencio. Y más cercano, el Madrid del triunfo de la libertad y de la instauración de la democracia, cuando decidimos escribir juntos la página más brillante de nuestra vida como Nación. El Madrid que, sin complejos, decide dar el salto definitivo a la modernidad y convertirse en una de las grandes capitales del mundo”, ha citado Ana Botella, culminando con una estampa de futuro que también tiene cabida en este mundo de tradición y cultura: El Madrid que camina hacia una meta histórica: la celebración de los Juegos Olímpicos de 2020.

Madrid es una ciudad capaz de reinventarse sin dejar de ser fiel a su esencia, sin renegar de su historia y de su legado cultural, con su espíritu emprendedor y su permanente compromiso por conquistar un futuro mejor para sus ciudadanos. Madrid es un espejo de la vitalidad de sus vecinos, de su capacidad de soñar realidades y de realizar sueños.

“Hoy, que es tiempo de duras realidades, sobre todo para quienes más sufren los efectos de la crisis, debemos esforzarnos por seguir soñando. Aunque la realidad nos ofrezca su perfil más desalentador, los madrileños y todos los españoles debemos confiar en nuestra probada capacidad de materializar nuestros sueños”, ha afirmado la alcaldesa, que ha terminado su saludo animando a la Cofradía a seguir su recorrido y dar tierra a su Sardina, sin dejar de lado la alegría.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic