inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 23 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/01/2013 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Lissavetzky exige a Botella que "no siga equivocándose" en Urbanismo
"Es preciso practicar un urbanismo inteligente para una ciudad inteligente", afirma el edil socialista.

El portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, ha solicitado hoy a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ofrezca soluciones de consenso al “problema” provocado en el planeamiento urbanístico de la ciudad por la sentencia del Tribunal Supremo. Dicho dictamen anula la clasificación y ordenación urbanística de determinados suelos del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997. Lissavetzky reprochó a la regidora su nula autocrítica y ha recalcado que “la actitud de huida hacia adelante, del gobierno municipal, ha derivado en una situación de inseguridad jurídica que aumenta progresivamente”. Tras diez años de espera, el concejal del PSOE exigió a la alcaldesa que no siga equivocándose.


El edil socialista se ha remontado a 2003 para analizar las causas de esta situación, que ha dejado en la picota a más de 135.000 viviendas y a 23,5 millones de metros cuadrados. Ese año, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid falló en contra del PGOU del 97, un plan que, según ha explicado Lissavetzky, “convertía a Madrid en un tablero de juego para los intereses urbanísticos, tratando al suelo como una mercancía y sin atender a ningún criterio de sostenibilidad”. Tras conocerse la sentencia, el pleno del Ayuntamiento debatió sobre el futuro del PGOU y, desoyendo la postura de IU y PSOE, el PP se negó a aceptar los argumentos jurídicos y, en una “huida hacia adelante”, decidió recurrir el fallo aumentando la inseguridad jurídica de los ciudadanos.

 

Esta “chapuza urbanística”, en palabras de Lissavetzky, prosiguió en 2007, cuando se echó para atrás el mencionado recurso del Consistorio. “Es un ejemplo de sostenella y no enmendalla, y como decía San Agustín, errar es humano pero perseverar es diabólico”, ha señalado el portavoz socialista.

“No vamos a olvidarnos de las causas, pero ahora hay que pensar en los ciudadanos y, por eso, insistimos en que deben trabajar en el consenso. Un consenso que no solo tiene que incluir a miembros de los distintos gobiernos, sino a todos los agentes implicados. Es preciso practicar un urbanismo inteligente para una ciudad inteligente”, ha añadido Lissavetzky.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic