inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 20 de agosto de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/12/2012 - jesusangel Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Lissavetzky exige el “stock de viviendas vacías de los bancos” para destinarlas a alquiler social
El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha exigido a Ana Botella que "se ponga a trabajar" del lado de los vecinos

 El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha exigido a Ana Botella que "se ponga a trabajar" del lado de los vecinos y entre en contacto con los bancos que tengan "stock de viviendas vacías", como es el caso de Bankia, para que al menos parte de este parque inmobiliario se ponga a disposición de los madrileños con problemas económicos a cambio de un alquiler social. Lissavetzky también ha reiterado la propuesta socialista de crear una oficina municipal de apoyo a los afectados por desahucios (Bankia tiene seis pendientes hasta final de año) y ha reclamado al Consistorio que retire sus fondos de aquellas entidades que no accedan a participar en estas iniciativas.

El edil socialista ha realizado estas propuestas durante su visita a uno de los inmuebles de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo que el equipo de Ana Botella pretende privatizar, obligando a sus actuales inquilinos -que pagan alquileres sociales desde inicios de los 90- a renegociar con el nuevo dueño o abandonar su barrio de "toda la vida" en lo que Lissavetzky ha calificado como un  "desalojo forzoso". Considera el concejal que, en lugar de promover la especulación, la EMVS debería cumplir su función social y dirigir sus objetivos hacia los alquileres sociales, especialmente para "quienes más los necesitan". "No se puede especular desde lo público", ha añadido.

 
Lissavetzky, que ha estado acompañado por la portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, y los concejales Marisa Ybarra y Pedro Zerolo, ha explicado que la empresa "elegida a dedo", dado que se le había dado una opción de compra sobre las citadas 130 viviendas sociales, ha frenado sus pretensiones gracias a la presión de los vecinos y el apoyo que ha recibido por parte de los grupos políticos de la oposición.
 
A pesar de esta marcha atrás, Lissavetzky ha señalado que los socialistas continuarán prestando su apoyo a los vecinos ya que dudan de que el Ayuntamiento haya olvidado su pretensión de privatizar las viviendas para, así, poder "hacer caja y pagar inversiones como la del lujoso Palacio de Cibeles", ha apuntado. 
 
Lissavetzky ha exigido a Ana Botella que comience a ejercer como alcaldesa de "todos los madrileños” y  manifieste "claramente" que abandonará su política privatizadora.
 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic