inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/05/2012 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Lissavetzky reclama un Madrid más sostenible.

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha apuntado que el futuro Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid debe “coser” la fractura entre centro y periferia, que necesita “suturas, remates y, en algunos casos, acupuntura”. Sostiene el edil que el anterior plan, aprobado en 1997, ha fallado al apostar por la liberalización “a ultranza” del suelo anteponiendo el interés de “mercados y promotores” frente a las necesidades de los ciudadanos. En su opinión, es preciso un nuevo modelo productivo y urbanístico para un Madrid “más sostenible, más cohesionado y con más democracia”.

Lissavetzky ha expuesto estas reflexiones durante la sesión de clausura del curso “Madrid, una ciudad para las personas. El compromiso con la participación”, celebrado en la Casa Encendida. Para el edil, no basta con que la “música” sobre cómo se planeta el próximo PGOU suene bien; es precio “componer la letra y, en especial, la letra pequeña”, ha señalado. Para ello, defiende que este nuevo plan se haga con rigor y con el consenso del conjunto de la sociedad. “De lo contrario, saldrá lastrado”, ha afirmado.
Según el portavoz socialista, el resultado del PGOU de 1997 es una ciudad sin equilibrio social y territorial, que mantiene barrios vulnerables desde hace “treinta años”. Lissavetzky opina que apostó por el desarrollismo y el urbanismo disperso frente a una ciudad compacta e igualitaria. El resultado de ello es que en torno al 90% del suelo calificado y, por tanto, comprometido. “Hay, pues, poco suelo para actuar”, ha indicado.
Para el edil, las actuaciones urbanísticas del pasado tampoco prestaron atención al suelo industrial y, en el actual momento de cambio de modelo productivo, es preciso que el nuevo PGOU logre que Madrid no sólo ostente un modelo financiero, sino que apueste por la innovación y el desarrollo. “Un Madrid que aproveche lo más importante que tenemos, que es su capital humano”.
Lissavetzky apuesta por que el nuevo PGOU tenga en cuenta la relación de la ciudad con el resto del área metropolitana y que apueste por la rehabilitación de sus barrios y la continuidad de la ciudad: “Madrid debe ser un todo unido y no una ciudad hecha a base de segmentos de ciudad”.
La ciudad que defiende el portavoz del PSOE pone especial énfasis en la sostenibilidad. En este punto, el concejal ha recordado que los datos de contaminación lumínica, acústica y atmosférica no animan al optimismo.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic