inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
14/04/2015 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Llevan a cabo una campaña en Madrid de inspección y control establecimientos de venta de videojuegos
Se vigilará, entre otros aspectos, la publicidad, la garantía y el documento justificativo de la compra de los distintos productos

El Instituto Municipal de Consumo del Ayuntamiento de Madrid está llevando a cabo la “Campaña de inspección y control de establecimientos de venta de videojuegos”, con objeto de verificar el cumplimiento de la normativa de consumo que regula el sector. Está previsto que, a lo largo de 2015, inspectores de Consumo visiten 50 establecimientos, dedicados a la venta de este tipo de artículos, ubicados en el municipio de Madrid, para comprobar que cumplen con la normativa vigente.

Durante esta campaña, que ya ha comenzado, se está examinando el etiquetado de los productos puestos a la venta, como videojuegos, consolas y sus periféricos, estimándose alcanzar un total de 150 artículos. En concreto, se está comprobando que los productos están etiquetados y que la información contenida en los mismos es clara, legible y que aparece en lugar visible, al menos, en castellano; así como que en el etiquetado se detallan las características esenciales de los artículos y las instrucciones, advertencias y/o recomendaciones de uso, manejo, instalación o mantenimiento.
Además, también se verifica que en el etiquetado figuren los siguientes datos: el domicilio y el nombre o razón social del fabricante, envasador o vendedor establecido en la UE; el nombre o denominación del producto; así como su potencia máxima, tensión de alimentación y consumo energético, y si el artículo utiliza energía eléctrica para su normal funcionamiento.
En la presente campaña se está prestando especial atención al Código PEGI (Información Pan-Europea sobre Juegos), que establece la clasificación de los videojuegos según edades y temáticas, comprobándose si el mismo figura en los productos inspeccionados. Creado en 2003 por la Federación Europea de Software Interactivo (ISFE), este código, al que voluntariamente pueden adherirse las empresas del sector al no ser obligatorio, facilita información sobre las edades recomendadas para el uso y sobre el contenido de productos de software de entretenimiento, mediante la colocación de etiquetas en los estuches de los juegos que indican si el producto va dirigido a mayores de 3, 7, 12, 16 o más de 18 años; así como de iconos descriptores de las temáticas de los mismos, como pueden ser violencia, lenguaje soez, miedo, drogas, sexo, discriminación y/o juego en línea, entre otras.
Por otro lado, en los establecimientos inspeccionados se van a controlar, fundamentalmente, los siguientes aspectos: si los comerciantes tienen el documento acreditativo que autoriza el ejercicio de la actividad; que las leyendas y publicidad exhibidas en los establecimientos no inducen a error al consumidor y respetan sus derechos; la admisión del pago con tarjetas de crédito tal y como esté anunciado; en la información relativa a las garantías de los productos comercializados, los inspectores están comprobando que cumple con la normativa legal, principalmente, en cuanto al plazo de vigencia de la misma así como la correcta exhibición de los precios en los artículos expuestos en el interior del establecimiento y, en su caso, en el escaparate.
Control del documento de compra
Asimismo los inspectores controlarán que se entrega al consumidor documento justificativo de la compra y si este incluye, como mínimo, la identidad personal o social y fiscal del proveedor, la cantidad abonada, el concepto y la fecha de la compra, así como, en su caso, la fecha en que el empresario se compromete a entregar los bienes y la información pertinente sobre el derecho de desistimiento.
Cuando se reserven videojuegos próximos a salir a la venta, se está verificará si se indica adecuadamente este hecho en la factura o tique, así como que no existen cláusulas abusivas en las condiciones de las reservas.
Por último, se controlará si el comerciante tiene a disposición de los clientes las hojas de reclamaciones y anuncia su existencia, mediante cartel ajustado al modelo oficial, de modo permanente y visible al público.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic