inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 23 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/06/2010 - Ngs Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Muere un hombre apuñalado presuntamente a manos de su pareja
Según una vecina, ella “le hablaba estando ya muerto”

Un hombre de 47 años, Ramón S.G., con antecedentes por malos tratos, fue hallado muerto el pasado domingo,  en la terraza de su vivienda, en Getafe, con una apuñalada en el pecho. Su mujer, María Mercedes J.M., de 46 años fue quien alertó a las autoridades, a eso de las 8:30 horas del mismo día, según informó un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía.

Un radiopatrulla de la Comisaría de Getafe se dirigió hasta el lugar de los hechos, donde también acudieron los servicios sanitarios, explicó un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

Aunque al principio el cuerpo no presentaba signos de violencia, cuando llegó la comisión judicial, al mover el cadáver, los agentes observaron que tenía un puñalada en la parte escapular izquierda, por encima del pecho.
En un primer momento, la mujer dio al coche radiopatrulla una versión contradictoria pero cuando los agentes del Grupo V de Homicidios de Guardia de la Brigada Provincial de Policía Judicial llegaron al lugar, al ser interrogada, confesó que había matado a su pareja la tarde del día anterior.

La víctima contaba con dos antecedentes policiales por malos tratos en el ámbito familiar y delito contra la seguridad del tráfico. La detenida, por su parte, pasará a disposición judicial una vez que los investigadores le hayan tomado declaración en dependencias judiciales.

“Una muerte anunciada”
Los vecinos reconocieron no sorprenderse por la noticia ya que discutían todos los días y a todas horas, por lo que la "tragedia", según afirmaron, era "una muerte anunciada".

Guillermina, vecina del edificio frente al que ocurrieron los hechos, relató que el cuerpo sin vida de Ramón S.G. permaneció durante "toda la noche" en la terraza y recordó cómo su asesina, María Mercedes J.M, le hablaba estando ya muerto.

"Eran dependientes el uno del otro, como el bien y el mal, del amor al odio. Tan pronto les veías que se daban un beso o se abrazaban como tan pronto ella maldecía a diestro y siniestro, le humillaba y, contra más alto lo decía, más a gusto se quedaba. Había días que se quedaba afónica y no podía seguir, eso aún le ponía más nerviosa", lamentó. De esta manera, Guillermina relataba la fatal relación de más de diez años de la pareja que, según narró le dejó muchas "noches en vela sin poder dormir" porque la agresora "podía estar 24 horas" abroncando al fallecido mientras él, según insistió, "era un corderito".

"Tan culpable era ella como él. Nadie hizo nada, aunque hubo muchas denuncias, él le terminaba llevando comida al calabozo. Aquí lo que ha pasado es una tragedia, pero lo que ha habido es una muerte anunciada. Tengo remordimiento por no haberle avisado. Ella no merece ningún nombre, eso no es una persona", se apenó Guillermina, quien según reconoció, es víctima de Violencia de Género.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic