inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 24 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/06/2011 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La delegada de Familia y Servicios Sociales explica las líneas maestras de su Área para los próximos cuatro años.
Prevención, calidad y participación
Uno de los compromisos más señalados es ofrecer teleasistencia a todas las personas con una discapacidad superior al 65% que vivan solas y a todos los mayores de 80 años.

La prevención, la calidad y la participación "para seguir haciendo de Madrid una ciudad cohesionada, donde todo el mundo encuentre las condiciones necesarias para desarrollar su proyecto de vida" es la vía por la que va a seguir apostado la delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa. Así lo ha explicado ante la Comisión del Área en la que ha comparecido para explicar los objetivos de su nuevo mandato, a petición del grupo municipal socialista, al que se dirigió en tono humorístico con estas palabras: "Mi intención era haber solicitado yo misma esta comparecencia el próximo mes, con un tiempo mínimo para ‘rodar' la nueva estructura del Área, pero la impaciencia del señor Zerolo me ha impedido hacerlo..."

En un escenario "en el que tenemos que atender un número creciente de demandas con menos recursos, tanto propios como los que procedían del Estado y la comunidad autónoma", Dancausa se ha puesto como objetivo general seguir prestando todos los servicios de atención directa y reforzar la coordinación con otras áreas para seguir mejorando la eficiencia de los programas sociales.

Innovación y colaboración
A ello se añade un nuevo enfoque en la política social que permita avanzar hacia una sociedad cada vez más cohesionada y seguir mejorando la eficiencia, pese a los menores recursos. Para este nuevo enfoque también ha tenido en cuenta la delegada otros factores, como el progresivo envejecimiento de la población, los cambios en el modelo de familia y la existencia de zonas desfavorecidas dentro de la ciudad. La nueva realidad de la inmigración -la reducción del número de extranjeros que llegan, la permanencia de más de 5 años, la integración de las segundas generaciones- también ha sido tenida en cuenta.

La propia Unión Europea promueve ese cambio de enfoque, animando a la innovación y la modernización de las políticas sociales. Muchos países europeos ya están apostando por nuevas fórmulas de colaboración público-privada y la implicación del tercer sector y los ciudadanos, "algo que el Ayuntamiento de Madrid viene haciendo desde hace años y que ahora es el momento de reforzar".

Igualdad de oportunidades para tod@s
En materia de Igualdad de Oportunidades, en lo que respecta a Mujeres, la estrategia para los próximos cuatro años establece actuar en "coeducación" -programas eficaces de respeto e igualdad contra la violencia; empoderamiento -recuperación de las mujeres e hijos víctimas de violencia-; participación en la vida de la ciudad y lucha contra la violencia de género.

Para los inmigrantes se continuarán manteniendo los servicios del Plan Madrid, haciendo especial hincapié en la integración de los niños y jóvenes y en las acciones destinadas a favorecer la convivencia. Una línea de actuación muy importante será la lucha contra el racismo y la xenofobia, desarrollado con éxito en los últimos 4 años, como han reconocido numerosas instituciones nacionales e internacionales.

Las personas sin hogar, "máxima expresión de la desigualdad", se verán beneficiadas con el reforzamiento de la red de alojamiento y atención para ellas y, sobre todo, con la prevención a través de programas para jóvenes que carecen de apoyo y protección, mejorando su capacitación profesional mediante itinerarios de acompañamiento social individualizado.

En Educación, "la mejor forma de evitar las desigualdades se seguirá promocionando la educación infantil y luchando contra el  absentismo escolar". Por lo que respecta a los jóvenes, siguiendo las directrices del documento Futuro Ciudad Madrid 2020, se promoverán las condiciones necesarias para favorecer su emancipación, potenciando la formación y el empleo con programas de cualificación profesional y facilitando el acceso a la vivienda de alquiler. En la página web para los jóvenes, ‘cibermadrileños', próximamente en funcionamiento, encontrarán recursos de interés en materia de vivienda, empleo, ocio y cultura.

Familia, Voluntariado y Mayores
Durante los próximos cuatro años se reforzará la red de apoyo a las familias, impulsando los servicios y recursos que se ofrecen en los Centros de Atención a la Infancia y en los de Apoyo a la Familia. Continuarán desarrollándose las líneas recogidas en el Plan de Infancia y Adolescencia de la Ciudad de Madrid (2010-2013), especialmente en lo que se refiere a la prevención de situaciones de riesgo.

En relación a los programas destinados a discapacitados y sus familias, se mejorará el servicio de ayuda a domicilio, la reserva de plazas en centros abiertos y campamentos, y el programa de respiro familiar. Otro compromiso: ofrecer teleasistencia a todas las personas con una discapacidad superior al 65% y que vivan solas", según señaló Dancausa.

También se reforzará la colaboración con otras áreas para seguir avanzando en materias como la accesibilidad. "Creo que el trabajo que estamos haciendo en este sentido va por el buen camino, y así lo confirman dos premios que hemos recibido en los últimos días, concedidos por COCEMFE y el CERMI".

Reforzar y ampliar los programas para estimular el voluntariado de barrio y el corporativo es otro de los retos que explicó la delegada, quien señaló que el objetivo es "seguir ampliando el número de Voluntarios por Madrid, que cuenta ya con más de 6.000 miembros".

Las personas mayores van a seguir siendo una de las prioridades del Área, con un doble objetivo:  favorecer su permanencia en el entorno habitual y atender, mediante plazas en centros de día y residencias, a aquellos que han perdido su autonomía. El compromiso, dijo la delegada, es extender la teleasistencia a todas las personas mayores de 80 años e incluir contenido sociosanitario en este servicio.

Ejercicio de austeridad
La delegada apostó por seguir avanzando por la senda iniciada en 2008, desde que, con motivo de la crisis, se empezaron a aplicar medidas para reducir gastos de funcionamiento. "Ello ha supuesto, por darles un ejemplo, una reducción de las partidas destinadas a publicidad, propaganda, reuniones, conferencias y estudios que, si en 2007 ascendían a 6,6 millones de euros, en 2011 no llegan a 800.000", según explicó.

En contrapartida, añadió, las partidas vinculadas a los servicios directos han experimentado un incremento del 30,65%, pasando de 114 millones de euros en 2007 a 149 millones de euros en 2011.

Nueva estructura
La reestructuración del Área centró otra buena parte de la intervención. La nueva composición incluye la incorporación de la Ayuda a Domicilio para las Personas con Discapacidad y la Cooperación al Desarrollo a la Dirección General de Familia, Infancia y Voluntariado, "lo que permitirá una vinculación más estrecha con el voluntariado, las ONGs madrileñas y sus proyectos de cooperación". Además, la atención social primaria se incorpora a la Dirección General de Mayores, "un paso lógico, puesto que más de la mitad de las consultas atendidas en los centros de servicios sociales están relacionadas con los servicios que préstamos a las personas mayores".

Por otra parte, la Dirección General de Igualdad de Oportunidades se encargará de promover las condiciones necesarias para garantizar la igualdad de oportunidades para todas las personas que viven en Madrid, en especial la de aquellos cuyas condiciones de partida son más difíciles: mujeres, inmigrantes, discapacitados colectivo LGTB y personas sin hogar".

Otra novedad, relacionada con la innovación social consiste en la creación de una unidad de gestión que se encargará de impulsarla y de canalizar la colaboración con las empresas y el tercer sector.

Enorme impulso
Medidas que suman al "enorme impulso" que han sufrido los Servicios Sociales, en los cuatro últimos años, en los que se ha incrementado el presupuesto de política social, tanto del Área como de los distritos, ya triplicado en la legislatura anterior: en 2003 era de 130 millones y en 2007 ascendió a 448, hasta llegar a los 496 de este año".

Esa cantidad permitió gestionar y conceder 3,7 millones de prestaciones técnicas, económicas y materiales y otorgar 1.850 subvenciones por más de 10 millones de euros. Además, se amplió la red de centros de atención social, que suman ya 360: más de 190 para mayores, 54 escuelas infantiles, 40 centros para menores y familias, 35 de servicios sociales, 19 para las mujeres, 11 para inmigrantes, 7 para personas sin hogar y 2 para las personas con discapacidad.

Hoy, explicó Dancausa, "más de 150.000 mayores son beneficiarios de los servicios de teleasistencia y ayuda a domicilio, 280.000 son socios de nuestros centros de mayores, atendemos a 82.000 inmigrantes en los servicios del Plan Madrid de Convivencia, tenemos 54 escuelas infantiles y más de 8.000 plazas para niños menores de 3 años. Y, solo en 2010, más de 450.000 personas fueron atendidos por nuestros centros de servicios sociales".

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic