inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 22 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/10/2011 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ruth Porta: “Es lamentable que no se controle que las empresas de limpieza hagan bien su trabajo
Los encargados de controlar la limpieza viaria están haciendo 1.653 controles menos cada mes.

 La portavoz adjunta y responsable de Medio Ambiente en el grupo municipal socialista, Ruth Porta, ha denunciado que el gobierno municipal ha recortado en 127.490 euros el contrato de control de calidad de la limpieza de las calles de Madrid, suscrito en marzo de 2009 entre el Ayuntamiento y una empresa privada.

Este recorte del número de inspecciones a las concesionarias de limpieza para comprobar si hacen bien su trabajo es, según la concejala, “una de las causas decisivas de la suciedad en Madrid”. Y califica de “lamentable” que el Ayuntamiento no controle “que las empresas cumplan los pliegos de condiciones, que saquen a la calle el número de trabajadores, barredoras, baldeadoras y vehículos pactados, que las papeleras se vacíen con regularidad o que se recojan los excrementos caninos”.

La empresa encargada de controlar la calidad de la limpieza viaria está haciendo 1.653 controles menos cada mes. Hasta julio de 2010, la adjudicataria de este contrato estaba obligada a realizar 8.739 controles mensuales a las empresas que limpian Madrid. A partir del recorte aplicado por el área de Medio Ambiente, el número de controles se ha reducido a 7.086 al mes, esto es, un 19% menos.

Porta denuncia que “se han eliminado todas las inspecciones que se hacían al SELUR, 80 mensualmente”. Respecto a las papeleras, se hacen 60 inspecciones menos cada mes para comprobar si se lavan y vacían con la debida frecuencia. Y en cuanto a la calidad y buen funcionamiento del material y la maquinaria en los cantones de limpieza se revistan 246 veces menos.

El Ayuntamiento también ha dejado de hacer encuestas a la ciudadanía para que evalúen la calidad de la limpieza en sus barrios y denuncien los puntos de suciedad existentes en su zona. Hasta 2010, se realizaban 373 encuestas mensuales en todos los distritos y en 2011 se han eliminado en su totalidad. “Es evidente que a la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, no le interesa en absoluto conocer la opinión de los vecinos sobre la suciedad de Madrid”, advierte Porta.

Según la edil socialista “hoy por hoy el control del Ayuntamiento sobre las empresas de limpieza es muy deficiente, lo que hace que algunas de ellas se relajen en exceso y no se esfuercen lo necesario para cumplir los estándares de limpieza requeridos en sus contratos. Hay que recordar que el servicio de limpieza de Madrid es el más caro de España, ya que cuesta 245 millones de euros al año y, a pesar de este elevadísimo coste, es uno de los que peor funcionan”.

Ruth Porta considera que “el Ayuntamiento de Madrid no debe en ningún caso aplicar recortes en un servicio básico como es la limpieza viaria. Una ciudad sucia es un pésimo escaparate hacia el exterior y, sobre todo, la suciedad en la calle afecta negativamente a la salud y la calidad de vida de los madrileños y las madrileñas. Con la gestión de Ana Botella, la limpieza de la capital ha empeorado notablemente como consecuencia de los retrasos en los pagos a las contratas y de los recortes en medios y en personal”.


 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic