inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 24 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/08/2013 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
La tasa de actividad femenina ha pasado en Madrid del 53 al 56% en el último año
El empleo a tiempo parcial es mayoritariamente femenino en Madrid

La tasa de empleo a tiempo parcial en Madrid fue del 14,4% en los tres primeros meses de 2013. Ahora bien, el empleo a tiempo parcial es eminentemente de carácter femenino. El volumen de mujeres empleadas a tiempo parcial es casi 3 veces superior al de los hombres (136.000 mujeres frente a 49.000 hombres). Esto supone, en términos relativos el 21,4% del empleo asalariado femenino, cuando en el caso de los hombres esta misma proporción sólo alcanza el 7,6%.

El desarrollo de la crisis en la que se encuentra inmersa la capital, al igual que las principales economías desarrolladas de su entorno, ha dado lugar a nuevas dinámicas laborales, entre las que se encuentra el trabajo a tiempo parcial, que se configura como una de las alternativas para contribuir a mejorar el comportamiento del mercado de trabajo.

El análisis de la evolución de este tipo de ocupación entre las mujeres  de Madrid constituye unos de los objetivos abordados en el último  Barómetro de Empleo  correspondiente al segundo trimestre de 2013.

En dicho estudio se busca identificar las características de esta modalidad laboral en nuestra ciudad, al tiempo que se detecta, si este comportamiento es aislado o si, por el contrario, se trata de una práctica generalizada en las economías desarrolladas de su entorno más cercano, como son las europeas.

La actual crisis económica ha provocado que muchas mujeres se incorporen al mercado laboral para poder colaborar con los ingresos de la unidad familiar. De este hecho da cuenta la tasa de actividad femenina, que ha pasado del 53,5% en 2007 al 56,1% en 2012.

Fenómeno femenino

Al igual que ocurre en Madrid, se observa que la parcialidad es un fenómeno eminentemente femenino, puesto que son de manera abrumadora las mujeres las que se acogen a esta modalidad de contratación en todos los países de la Unión Europea. El promedio europeo indica que en 2012 existían 23,6 puntos porcentuales de diferencia entre la tasa de parcialidad de las mujeres y la de los hombres, o lo que es lo mismo; 3,8 veces mayor entre ambos géneros. En el caso de la capital española, la diferencia entre una y otra tasa es de unos 10 puntos porcentuales, es decir, unas 2,4 veces.

Esta modalidad contractual está cobrando una creciente importancia en  Madrid y en el resto de España. En este último caso, se trata de uno de los países, entre los que son objeto de análisis, donde más se ha incrementado la tasa de parcialidad desde el inicio de la crisis y hasta 2012 (1,1 puntos porcentuales). En cualquier caso, tanto el municipio como en el país en su conjunto, la tasa de parcialidad se sitúa a la cola del ranking europeo, ya que, en 2012, fue del 17,4% y 24,4%, respectivamente, lo que supone 14,7 y 7,1 puntos porcentuales por debajo de la media de la UE.

En los últimos trimestres se ha incrementado la parcialidad entre las madrileñas. Este aumento del número de mujeres asalariadas a tiempo parcial comenzó a registrarse a mediados del año pasado, cuando, con motivo de la regularización a efectos de la Seguridad Social de las personas empleadas del hogar, muchos hogares contrataron con carácter parcial a las trabajadoras que ya estaban de hecho desempeñando esta labor. No obstante, una vez normalizado el proceso anterior, la tendencia al aumento del peso de la contratación temporal ha continuado, y así en el primer trimestre de 2013, por ejemplo, se ha producido un aumento interanual del 27,1%.

El aumento de las mujeres que trabajan a tiempo parcial se ha producido principalmente entre los 25 y los 44 años, que representan casi una cuarta parte de este colectivo; de nacionalidad predominantemente extranjera, y con alto nivel de formación, aunque también es significativo el aumento entre las que tienen cualificación media.

La jornada laboral a tiempo parcial oscila entre 20 y 25 horas semanales en los principales países del entorno. Las jornadas más dilatadas se producen en Suecia (24,6 horas/semana) y Francia (22,7 horas/semana), mientras que en España y Portugal las horas dedicadas en una jornada parcial son de 18,6 y 16,4 horas, respectivamente, siendo la media de la UE, 20,2 horas. En el caso de Madrid, el número de horas medias semanales que trabajan las mujeres a tiempo parcial se asemeja más a la media europea, 20,6 horas en el primer trimestre de 2013.

Comercio  y hostelería, los servicios que más crecen

En cuanto a la actividad en la que más está creciendo el número de asalariadas a tiempo parcial en los últimos trimestres, se observa que es en el comercio y la hostelería, así como en los servicios de información y profesionales. En el primer caso, registraron un incremento interanual del 47,1% en el primer trimestre de 2013, que les llevó a representar el 26% del total de ocupadas a tiempo parcial; mientras que, en el segundo caso, mantienen un ritmo de crecimiento interanual desde mediados del año anterior del orden del 30% (su peso sobre el total de mujeres asalariadas a tiempo parcial es del 21%). Otra rama de actividad que también ha ganado representatividad es la referente a los servicios domésticos.

Los principales motivos por el que las mujeres deciden trabajar a tiempo parcial suele ser el del cuidado de familiares, el 21,7% de las mujeres que trabajaba a jornada parcial manifestaba hacerlo por este motivo, y, sobre todo, porque el propio desarrollo de la crisis ha hecho que cada vez sea más complicado encontrar un empleo a tiempo completo ya que la ausencia de ofertas de trabajo es el motivo aducido por el 59%. Tanto en Madrid, como en  países periféricos -Italia y Portugal-, cobra especial importancia el porcentaje de aquellas mujeres que manifiesta trabajar a jornada parcial por no encontrar un empleo a tiempo completo. En estos países, este porcentaje ha pasado de oscilar entre el 30-40% en 2007 a superar ampliamente el 50%.

Por sectores de actividad que ocupan a las trabajadoras a tiempo parcial, se observan ciertas similitudes y diferencias significativas entre  Madrid, España y la Unión Europea.  Entre las similitudes, en Madrid, España y la UE, se constata que las actividades relacionadas con el ocio y los servicios domésticos presentanban una tasa de parcialidad superior al 30% en 2012, siendo la actividad productiva que mayor porcentaje dispone de trabajadoras a tiempo parcial. Entre las diferencias, destaca el comercio, transporte y hostelería, pues la tasa de parcialidad en la media de la UE se elevó por encima del 35% en 2012, cuando en Madrid fue unos 15 puntos porcentuales inferior y, en el caso de la media española, también unos 10 puntos porcentuales menos. Ahora bien, los datos del primer trimestre apuntan hacia una mayor convergencia con la UE, ya que la tasa de parcialidad entre las mujeres ocupadas por esta actividad económica se situó en el 30,1%./ 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic