inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 14 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/05/2016 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen de las piezas.
Artesanía del chawan, milenario cuenco de té
Setenta piezas únicas, firmadas por el ceramista Alfonso D’Ors, se exponen en la Escuela de Cerámica de La Moncloa hasta el día 2

Forman parte de un ritual tan ligado a la cultura asiática, tan enraizado en la vida diaria de sus habitantes, como es el del té. Su uso cotidiano, lejos de crear indiferencia, los ha convertido en elementos indispensables, personales, únicos. Son los chawanes, los cuencos tradicionales en la ceremonia del té, originarios de China, importados luego a Japón, que se convierten en objeto de arte y casi de culto. “Un hombre que pueda gozar toda su vida hirviendo y preparando agua para su te en el mismo recipiente...es un hombre de corazón puro”. La frase de K. Michiaki resume la importancia secular que tienen. La Escuela de Cerámica de La Moncloa acaba de inaugurar una muestra de 70 piezas, firmadas por Alfonso D’Ors, ceramista, docente y un referente de esta escuela municipal en la que lleva enseñando cuatro décadas.

La muestra, denominada “Chawan, el espíritu del cuenco”, permanecerá abierta al público en la sala de exposiciones de la propia escuela hasta el próximo 2 de junio. Son 70 obras, realizadas en gres, piezas únicas, distintas todas, esmaltadas artesanalmente con esmaltes hechos a partir de elementos naturales, como puede ser la ceniza. Esmaltes distintos para el exterior y el interior porque parte del ritual consiste en deleitarse en la observación de los matices, de los brillos que saca a esos esmaltes el té hirviente, recién vertido.

Es una exposición para tocar, como dice D’Ors, porque los amantes del chawan antes de elegirlo tienen que abrazarlo con las palmas de las manos, palpar esas imperfecciones que certifican su fabricación artesana y no industrial. “Tienen que sentirlo para saber que ese es el suyo, que es el que quieren”.

La sala de exposiciones de la escuela se ha revestido de negro, para que los haces de luz de los focos detallen y realcen los contrastes de las formas, texturas y colores de los cuencos.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic