inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 20 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/07/2007 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Casa de Campo queda totalmente cerrada al tráfico
Las prostitutas realizaron una cacerolada donde pidieron espacios propios para ejercer y advirtieron que habrá un éxodo a las calles del centro y a las carreteras.

Ningún coche podrá cruzar ya la Casa de Campo. El pasado 7 de julio varios agentes de la Policía Municipal colocaron vallas en la entrada y salida de la carretera de Rodajos por donde cruzaban el parque unos 4.500 vehículos diarios desde Somosaguas a Plaza de España. Durante este acto el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró que con el cierre al tráfico del parque “culminamos un proceso de recuperación y de incorporación de la Casa de Campo a la ciudad de Madrid”, que así pasará de ser una “zona verde aislada” a “un parque prácticamente urbano, como el londinense Hyde Park o el neoyorquino Central Park”.

Este cierre ha provocado la protesta de algunas prostitutas frente a las puertas del Ayuntamiento ya que esta decisión afecta directamente a su trabajo. Donde no llegan los coches, tampoco lo hacen los clientes y si no hay consumidor, no hay dinero. Por ello han tenido que trasladarse a nuevos destinos como Mon-tera y el polígono industrial de Villaverde.

Opiniones enfrentadas
El Consistorio, por su parte, siempre ha mantenido que los cortes de tráfico que se han producido durante este tiempo obedecían a la finalización de las obras del recinto. Una explicación que no convence a las prostitutas ya que aseguran que la Policía intensificó el acoso a su trabajo y pedía la documentación tanto a ellas como a sus clientes noche y día. Tras la cacerolada que realizaron las meretrices hace unos días la respuesta del Ayuntamiento no se hizo esperar. El delegado de Seguridad, Pedro Calvo, quiso dejar claro que “ni el Gobierno municipal ni ninguna administración pública tiene la responsabilidad de facilitar es-pacios para ejercer la prostitución”. Sus funciones, según Calvo, son “implantar, aplicar y desarrollar” las políticas sociales que impidan que haya mujeres que sean “esclavas” y no de garantizar que se sustituya “la calle Montera, la Colonia Marconi o la Casa de Campo” por otros espacios. Además añadió que el ejercicio de la prostitución está unido en muchas ocasiones a la esclavitud, la trata de blancas y a la explotación de mujeres.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic