inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 18 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/04/2016 - Borja de Jorge Cañaveras Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Ciudad Universitaria esta mañana. Foto: @carlosandradas
Ciudad Universitaria se convierte en un basurero tras el macrobotellón de San Cemento
Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid han recogido 7.500 kilos de desperdicios tras la multitudinaria fiesta universitaria

Volvió a ocurrir. Como viene sucediendo los últimos años, Ciudad Universitaria ha amanecido hoy con una resaca de botellas, bolsas y envases. Un auténtico vertedero tras el pasado ayer de miles de jóvenes en la tradicional fiesta de San Cemento.

Convocado a las 12 de la mañana, el macrobotellón, a pesar de la amenaza de lluvia, se alargó hasta bien entrada la noche. “Nosotros venimos todos los años. Es una tradición”, comentaba un grupo de jóvenes que admitía no estudiar en ninguna de las facultades del campus de Moncloa. Y es que San Cemento, que se celebra, -Twitter mediante- el último jueves del mes de abril, es toda una institución entre los universitarios.

Patrón no oficioso de la Facultad de Arquitectura, lo que empezó hace unos años como una “sangriada más” ha acabado siendo la fiesta más venerada por los estudiantes. Un concepto que en absoluto comparten desde la Universidad Complutense. “Qué valores expresamos? Es nuestro campus! No nos indigna? No nos duele?”, expresaba a primera hora de la mañana el rector Carlos Andradas en su cuenta de Twitter. Acompañaba sus tuits con fotos del aspecto que presentaba esta mañana el Paraninfo y la Facultad de Ciencias de la información, la más afectada y lanzaba dos preguntas: “¿Quién paga esto? y “¿A quién beneficia todo esto?”.

A pesar del llamamiento del rector Carlos Andradas a recoger los desperdicios una vez terminada la fiesta y a las más de 1.000 bolsas gratuitas repartidas por Ecoembes, los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid han recogido más de 7.500 kilos de basura.

Un panorama de desperdicios, orines y un mar de plásticos que a primera hora se encontraban los pocos alumnos que acudían hoy a las clases. “El suelo está pegajoso, no se puede ni andar entre tanta basura”, se lamentaba un estudiante de Periodismo. A su lado una montaña de bricks de sangría es testigo de la resaca post San Cemento que hoy sufre la Ciudad Universitaria. Andradas hace una última reflexión en las redes sociales: “Otro San Cemento es posible”.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic