inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 21 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
25/03/2008 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El antiguo intercambiador ya ha sido cerrado para comenzar los trabajos de reforma.
Luz verde a la reforma que modernizará el antiguo intercambiador de Moncloa
La antigua infraestructura que data de 1995 contará con 14 dársenas más que se añaden a las 20 del nuevo intercambiador recientemente inaugurado.

Antes de que finalice el año, el antiguo intercambiador de Moncloa, construido en 1995, lucirá una nueva imagen. El que, hasta el pasado mes de febrero fuera el núcleo de transportes del distrito, ha quedado ahora como una in-fraestructura inutilizada para la que se tiene pensado un fructífero futuro. Se ha decidido equiparlo con la máxima calidad y seguridad posibles para servir de apoyo al nuevo intercambiador inaugurado hace un mes. Los trabajos de renovación para proceder a su reforma integral ya han comenzado, aunque  el pistoletazo de salida para empezar la modernización absoluta depende del momento en que todas las líneas de autobús se hayan incorporado a la parte nueva, que ya se encuentra funcionando a pleno rendimiento. De momento, a día de hoy se está procediendo al desmontaje del mobiliario, instalaciones y revestimientos del interior. Próximamente comenzarán los trabajos de remodelación del antiguo túnel de salida, que se mantendrá para emergencias y usos puntuales.

De esta manera, con las dos infraestructuras se va a conseguir crear un completo servicio de transportes en el distrito, y uno de los más importantes de la ciudad.

Las instalaciones ya existentes se remodelarán en un plazo de 9 meses, añadiendo 14 dársenas a las 20 nuevas ya inauguradas. Ambos espacios, tanto el nuevo como el viejo, contarán con las mismas condiciones, entre las que destacan los sistemas de braille para invidentes, caminos guiados o los asientos especiales y ascensores para personas con movilidad reducida.

En consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, visitaba antes de Semana Santa las obras y afirmaba: “antes de que acabe el año, los madrileños podrán volver a disfrutar de este intercambiador, que se pondrá en servicio con las máximas calidades en cuanto a accesibilidad y climatización, y adaptado a los nuevos tiempos”. El responsable autonómico recordó que para la Comunidad de Madrid, encargada del transporte público, no sólo es una prioridad construir nuevos equipamientos, “sino hacer que los antiguos se equiparen en prestaciones con los más modernos”. Con estos trabajos se conseguirá atender satisfactoriamente a las necesidades de más de 125.000 viajeros que utilizan diariamente estos servicios.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic