inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 22 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/07/2008 - Elisabet Martínez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen cedida por Amigos del Museo del Traje.
El Museo del Traje, vínculo entre pasado y presente, será “desmantelado”
La superficie del nuevo centro es siete veces inferior a la que ocupa el museo actualmente, según denuncia la Asociación de Amigos del Museo.


Ya es un hecho: el Ministerio de Cultura ha anunciado que el Museo del Traje se convertirá en el Centro Nacional de la Moda y que será trasladado a Matadero Madrid, tras el acuerdo sellado con el Ayuntamiento. A este respecto, la Asociación de Amigos del Museo del Traje (AAMT) habla ya de un “desmantelamiento” de las instalaciones y de las piezas y prendas históricas que contiene.

La Asociación ve innecesario va-ciar de su contenido a una institución que funciona, para crear otra nueva, salvo que las funciones del nuevo centro sean distintas a las del museo. En ese caso, la creación de un centro de moda con funciones como el impulso del nuevo diseño de moda en España, la apertura a otras actividades del sector o mantener la Pasarela Cibeles en el centro de la ciudad, no deberían afectar a la existencia del Museo del Traje. Además, consideran que el espacio de Matadero Madrid no cumple con los requisitos especiales y funcionales necesarios para realizar las actividades que hasta ahora se vienen realizando en el museo, con el consiguiente perjuicio tanto para los usuarios y visitantes como para las colecciones. En la actualidad, el museo cuenta con biblioteca, sala de exposiciones, almacén de colecciones y material museográfico; oficinas, talleres de restauración y las infraestructuras pertinentes para realizar las actividades y su nueva ubicación -7 veces inferior- no garantiza que se cumplan todas las funciones que hoy desempeña.

Objetivos del nuevo Centro
Una sala de exposiciones permanente que ofrezca a los visitantes un mirada desde la antigüedad hasta la actualidad en lo que a la indumentaria se refiere. También está previsto que tenga una programación de exposiciones temporales en colaboración con otros centros internacionales. El acceso personalizado a los fondos del museo mediante las prestaciones que aporta una biblioteca, lo archivos textuales, fotográficos y también fílmicos. La planificación de eventos, actividades didácticas y formativas para un público específico -relacionados con el sector- en los que participen los ciudadanos. Actividades especializadas -sean ciclos de conferencias, seminarios o congresos-, destinadas básicamente a los estudios, tanto de historia del vestido como de cualquier otro aspecto relacionado con la moda  y el diseño. La difusión a través de Internet, de los contenidos del museo y de las actividades programadas.  Man-tener una relación permanente con las Comunidades Autónomas y una clara participación en las tareas docentes. Según la AAMT,  toda esta ristra de objetivos ya los cumple el Museo del Traje.  

Un traslado necesario
El director general ha querido aclarar que estas declaraciones sobre un posible “desmantelamiento” no tienen fundamento. Y es que, lo que se ha pretendido es dar una solución a los problemas de la institución. El terreno en el que se ubica pertenece a la Universidad Complutense y ha de ser desalojado antes del año 2013. Además, mientras se prepara su futuro acondicionamiento en Matadero Ma-drid, ya como Centro de la Moda, el Museo del Traje seguirá recibiendo una cuantiosa partida presupuestaria, que es la mayor de todos los presupuestos que dependen de la Dirección General de Bellas Artes.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic