inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/07/2010 - Ngs Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Unos 9 vehículos más para el servicio de extinción de incendios
De la Casa de Campo

 

El servicio de extinción de los incendios de la Casa de Campo se refuerza con nueve vehículos durante el verano al estar en una época de máximo riesgo, según ha informado este miércoles la delegada de Medio Ambiente de la capital, Ana Botella, durante la presentación del Plan de Defensa contra Incendios Forestales.
 
Los vehículos que se integran en el dispositivo son tres retenes de pronto ataque equipados con dos autobombas ligeras, dos vehículos todoterreno y dos camiones nodriza para suministrar agua a las autobombas. Además, "un grupo empleados municipales con un camión de extinción apoyan este operativo con un tiempo de respuesta inferior a 10 minutos", ha señalado Botella.
Por otro lado, el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Forestales se compone de dos torres de control para localizar focos de incendios y cuenta con un equipo de 36 personas, que en diferentes turnos cubren las 24 horas, así como puestos de vigilancia en las torretas.  
Este dispositivo, al que el Ayuntamiento ha destinado un millón de euros, ha supuesto que entre 2004 y 2009 los incendios se redujeran un 90 por ciento. De hecho, según datos municipales entre 2000 y 2003 la media de la superficie afectada por incendios era de 98.434 metros cuadrados al  año, mientras que entre 2004 y 2009 esta cifra bajó hasta los 9.381 metros cuadrados anuales.
Por ello, según la concejala, éste es "un dispositivo esencial en la protección, cuidado y conservación de esta pieza clave de nuestro patrimonio verde".
De esta forma, el  Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Forestales es el encargado de luchar contra los incendios realizando tres acciones: evitar que se llegue a producir el fuego con acciones como el desbroce de 800 hectáreas al año y el mantenimiento sobre 128 kilómetros de cortafuegos; detectarlo rápidamente en caso de que ocurra, y combatir para reducir al mínimo sus consecuencias.
Este servicio lleva a cabo una información que se transmite a una central de operaciones, gestionada por el Ayuntamiento y coordinada con el Servicio de Emergencias 112.
Finalmente, Botella ha querido recordar la importancia de la labor ciudadana, ya que un gran número de incendios de se debe a causas humanas por lo que "la responsabilidad individual de todos los que visitan la Casa de Campo resulta determinante en la prevención de incendios".
Respetar las señalizaciones, no hacer ningún tipo de fuego o no arrojar colillas al suelo son normas básicas que todos deben cumplir, además de avisar al 112 ante la "más mínima sospecha de que se esté desencadenando un incendio".
 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic