inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/02/2010 - Maider Mayayo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El portal del edificio que va a ser derribado y las pertenencias de algunos vecinos.
El portal del edificio que va a ser derribado y las pertenencias de algunos vecinos.
Vecinos de la Cuesta de San Vicente 40 deberán hacerse cargo del derribo del edificio
Los vecinos están planteándose recurrir la orden de derribo, ya que consideran que esconde detrás intereses económicos.

 

“A mi hija lo único a lo que, tal vez, le ayude el Ayunta-miento es a buscar piso”. Esto es lo que comentaba a EL DISTRITO desde el propio portal número 40 de la Cuesta de San Vicente, el padre de una de las inquilinas de este edificio a punto de derrumbarse. 

La historia comenzó cuando, hace unos días uno de los vecinos del edificio, alarmado por las enormes grietas que presentaba el mismo, llamó a los bomberos, quienes declararon que el inmueble tenía que derribarse. Así, el Ayuntamiento de Madrid, ha declarado a través de un decreto        -basado en un informe de los técnicos municipales- que el edificio está en situación de ruina inminente y da 5 días de plazo a los vecinos para derribarlo. Aunque, según cuentan los residentes, tan sólo van a derribar los pisos exteriores, por lo que si hubiera un grave peligro, “afectaría a todo el edificio y no sólo a una parte”. 

Para este padre afectado, “todo esto es una incongruencia y un tongo, ya que si esto estuviera como dicen, en ruinas, hubieran cortado la calle”.  El pasado 19 de febrero, los 48 vecinos de este inmueble que data de 1880, accedían por turnos al edificio para sacar sus enseres vigilados por tan sólo un coche de Policía. Así, además de vecinos con grandes maletas, se podía observar cómo el tramo de calle frente al portal se había convertido en un lugar improvisado para dejar todo tipo de electrodomésticos e incluso las calefacciones de los pisos. 

Por otra parte, además de al propio edificio, esta situación ha afectado a los dos comercios colindantes. Ese es el caso del bar aledaño que también procedió a sacar todos los objetos del interior del mismo.

Según la coordinadora general de Urbanismo del Consistorio, Beatriz Lobón, “los antecedentes de desperfectos en este edificio se remontan a los años 80, por lo que es un bloque muy parcheado”.

¿Quién debe realizar el derribo?
El Ayuntamiento de Madrid manifestó en una reunión con los propietarios e inquilinos del edificio que estos tenían “5 días para derribar una de las dos partes del mismo”. No obstante, la administradora de la finca ha asegurado que la Comunidad de Vecinos “no tiene dinero para pagar la demolición”.  Además, los inquilinos consideran que el inmueble “podría rehabilitarse y sino habría que derribarlo entero”. Sospechan también que esta situación se debe a intereses económicos ya que “este solar vale mucho dinero”.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic