inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 21 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/10/2008 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Rampas demasiado inclinadas.
Raíces de árboles saliendo de la tierra.
Problemas de los que se quejan los vecinos.
Jardines sin zonas verdes.
El barrio de la calle Tacona "carece de accesibilidad y zonas verdes"
Algunas vecinas del número 33 de la calle Tacona aseguran que les resulta muy difícil salir de su portal porque las rampas están demasiado inclinadas y les cuesta un gran esfuerzo subir por ellas para acceder a la calle.

Rampas imposibles y sin barandillas donde poder agarrarse, jardines descuidados, suciedad, mobiliario oxidado, excrementos caninos... Estas son algunas de las carencias que los vecinos de la calle Tacona denuncian desde hace meses. Ana Marín, una de las vecinas que lleva viviendo más de veinte años en la zona, recuerda que ésta es una de las calles del distrito donde vive más gente mayor, “y para nosotras el encontrarnos con una cuesta imposible en la que ni siquiera tenemos una barandilla para agarrarnos nos hace muy difícil el hecho de salir de casa”. “Yo personalmente tengo las puntas de los zapatos gastadas porque ando con bastón y me cuesta muchísimo subir las escaleras que me permiten salir a la calle”, señala Daniela Sánchez. “Por eso pedimos que rebajen estas rampas, ya que tienen espacio para hacerlas un poco más largas y menos inclinadas”, concluye. Según Ana, en estas rampas ya se ha producido más de un accidente entre algunas personas mayores o mujeres que van con el carrito del niño “son rampas complicadas hasta para la gente joven”. 

¿Por qué no cuidan los jardines?
Además de los problemas de accesibilidad, estas vecinas también señalan la falta de cuidados de los jardines como otra de las carencias que sufre su barrio. “Las raíces de los árboles se salen de la tierra, las ramas llevan mucho tiempo sin podarse, no tenemos zonas verdes, ¿por qué?”. 

La suciedad y la antigüedad del mobiliario urbano es otro de los problemas del ‘parquecito’ que está enfrente del número 33 de la calle Tacona. “Los bancos en los que nos sentamos tienen más de treinta años, están oxidados e, incluso, hay veces que nos hemos clavado astillas. Además están anclados en la tierra y son muy bajitos por lo que nos cuesta sentarnos en ellos”, reconoce Daniela. En cuanto a la suciedad, estas vecinas aseguran que las calles y los jardines están totalmente abandonados. “Además hay aceras rotas o escaleras con peldaños dañados que llevan así años”, explican. La cantidad de excrementos caninos que hay por las calles es otra de sus denuncias. Aunque saben que los dueños tienen gran parte de culpa también señalan que no hay ni un sólo sanecan en toda la zona. “El parque infantil que hay cerca, enfrente del número 33 de la calle Tacona, está lleno de estos excrementos. Además, no tiene casi arena ni columpios”, denuncian. Los vecinos esperan que se tomen medidas lo antes posible ya que consideran que “ellos pagan sus  impuestos igual que el resto del distrito”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic