inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
05/04/2011 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
La futura entrada en la calle Vinateros.
El edificio del supermercado está a pocos centímetros de las viviendas.
La construcción de un ‘súper’ pasa por alto la existencia de un bloque de viviendas
El supermercado está a unos 5 cm. de un bloque de viviendas que “inexplicablemente” no aparece en los planos del proyecto.

El caso del edificio fantasma. Así se conoce una de las obras del distrito que ha creado más polémica y más interés entre los vecinos. Interés porque desde que comenzaron las obras, en 2009, muchos han pasado por el Camino de Vinateros, 40 para ver los avances de una obra que nadie sabía qué iba a ser, hasta que se anunció no hace mucho: un supermercado. 

Esta obra a puesto en pie de guerra a los vecinos de dos bloques. La razón, su ubicación, encajonado entre ambos edificios, provocando importantes problemas e “incumpliendo numerosas normas urbanísticas”. 

Los vecinos de Arroyo de la Media Legua, 56 llevan viviendo en ese bloque desde 2002. Un año después se recalifica el terreno de al lado, basándose en un estudio de detalle en el que el edificio en el que están viviendo, increíblemente, no aparece. “Visto los visto, se puede edificar en cualquier sitio porque si te molesta un edificio se hace desaparecer y tema solucionado”, explica indignado Daniel, vecino de uno de los bloques afectados.

En 2009 comienza la obra. El edificio se construye a pocos centímetros del bloque de viviendas de Arroyo de la Media Legua. José, otro vecino, tuvo que pedir a los obreros que pararan de trabajar porque la valla que estaban construyendo iba a tapiar su terraza. 

Otro asunto es el de la utilización de un terreno propiedad de la comunidad de vecinos de Camino de Vinateros. La entrada del futuro establecimiento está en una calle poco transitada. Por eso se quiere abrir otra en Vinateros, una  calle mucho más amplia. Pero para hacerlo tienen que romper una valla de un espacio que, según explican los vecinos, “es nuestro”. “Ahorra Más dice que es suyo, pero si eso fuera así, ¿por qué nos han ofrecido 500 euros mensuales  para ayudar en el mantenimiento de la zona?”. Un dinero que fue rechazado por los vecinos. Otra de las invasiones es la de una rampa por donde entrarán los futuros coches de los clientes del supermercado. Una zona que es también de los vecinos. 

Las obras llevan dos meses paralizadas; ya se ha celebrado un juicio y al cierre de esta edición estaba a punto de celebrarse otro. “Lo que queremos es que se derribe. Desde un primer momento no se tenía que haber construido nada. Seguiremos luchando para conseguirlo”, concluye José.

Comentarios: 1
Luis dijo el 17/12/2011 a las 16:22h.
El cierre no es factible, hay mucho paro para esos lujos, pero tienen que solucionar de algun modo el problema de los vecinos   Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic