inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 26 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/01/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Fundación ADEMO, el ideal educativo para discapacitados
La concejala del distrito, Fátima Núñez, visitó las dependencias de la Fundación ADEMO, un centro puntero de educación especial en Hacienda de Pavones.

En 1997, el Colegio Padre Vitoria se convertía en el primer centro de titularidad pública que se cedía a una entidad privada: la Fundación ADEMO, dedicada a la educación especial de niños con discapacidad intelectual. Su fundador, Bernabé Martín, acompañado del gerente de la Fundación y de Mª Luz Quesada, directora del colegio, recibieron y guiaron a la concejala del distrito, Fátima Núñez, y a su equipo de Gobierno en su visita a ADEMO el pasado 26 de enero.

Recorrido exhaustivo
El centro posee una matrícula de 72 alumnos de edades comprendidas entre los 3 y los 21 años, cuya educación se organiza en tres etapas evolutivas: Educación Infantil (de 3 a 6), Etapa Básica Obligatoria (de 6 a 16 años, la más demandada, equivalente a 1º y 2º de Primaria) y Programa de Transición a la Vida Adulta (hasta los 21 años). La concejala realizó un completo recorrido por las instalaciones, desde el comedor -que es lectivo y cuenta con menús especializados- hasta las aulas de los diferentes programas educativos. Pudo ver a los niños inmersos en sus actividades cotidianas, y al término de la visita uno de los chavales mayores le leyó una carta de agradecimiento y le hizo entrega de un presente.

La sala de juegos, el aula de fisioterapia, el aula de logopedia -uno de los servicios claves del centro- o los talleres de hogar e informática, fueron algunas de las estaciones del recorrido. “El máximo de alumnos
permitidos por unidad es de 6, pero en algunas tenemos hasta 7 u 8, porque hay una gran demanda”, explica Mª Luz, quien destaca la importancia de la implicación familiar -los padres siguen de cerca el trabajo de los profesores y los progresos de los chicos-. Bernabé explica la clave de tanta demanda: “Esto es atención individualizada de verdad, el ideal de la educación”. Una trabajadora social supervisa el buen funcionamiento de todo. Una labor social realmente encomiable.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic