inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 24 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/05/2007 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Mueren una mujer y su hijo tras saltar desde su piso incendiado
La voracidad e intensidad de las llamas los obligó a tirarse por la ventana del quinto piso en el que vivían; la mujer murió en la caída y su hijo en el hospital un día más tarde.

Tragedia en el edificio Sáenz de Oiza de Moratalaz, más conocido como ‘El Ruedo’. Una mujer de 48 años falleció el pasado 8 de mayo al saltar por la ventana de un quinto piso en donde se había producido un intenso incendio; un día más tarde, su hijo de 16, que también saltó, moría en el hospital.

El fuego, rápido y muy voraz, se declaró a las 18.15 horas en el cuarto de estar, situado en el piso inferior de la vivienda, un dúplex, cuya altura es la de un quinto piso. Hasta el domicilio, situado en el número 19 de la calle Félix Rodríguez de la Fuente, acudieron cuatro dotaciones de bomberos para sofocar el fuego, en lo que invirtieron media hora. Entretanto, la mujer subió con su hijo a la planta superior del piso, pero el fuego y el humo les rodearon. Varios vecinos y familiares tiraron la puerta de entrada abajo e intentaron apagar el fuego con extintores, pero fue imposible: unas llamas enormes y mucho humo les impedían respirar. Un primo de la familia afectada, que vive en el número 21, tiró un colchón a la calle para amortiguar la caída. La mujer fue la primera en tirarse, pero, presa del pánico, cayó de cabeza a un metro del colchón, y murió en el acto. Después se tiró su hijo, que aterrizó de pie sobre el colchón. Los facultativos del Samur-Protección Civil le administraron un medicamento contra la intoxicación por cianuro, desprendido por el humo tóxico del incendio. Además de graves problemas respiratorios por inhalación de humo, sufría traumatismo abdominal severo, y fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón en estado muy grave. Fallecería al día siguiente.

Las causas del siniestro fueron fortuitas. La Policía Científica ha analizado las muestras recogidas para dilucidar el origen exacto de las llamas, que alcanzaron muy rápidamente las cortinas del inmueble. La mujer llevaba viuda unos 10 años y tenía varios hijos. Se dedicaba a la venta ambulante.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic