inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/11/2007 - Marta González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El ruido de la Línea 9 de metro no permite conciliar el sueño a algunos vecinos de Vinateros
Los vecinos aseguran que además del ruido que tienen que soportar hasta las dos de la mañana también sufren vibraciones en sus viviendas.

Llevan casi dos meses aguantando el ruido del metro y no es la primera vez que les ocurre esto. Hace año y medio tuvieron los mismos problemas pero “informamos a la Consejería de Transportes y enseguida lo arreglaron”, señala Olga Martín, vecina del 4ºA del número 24 de la calle Camino de los Vinateros. Pequeñas grietas en las paredes, vibraciones en sus casas, pero sobretodo un ruido que, en ocasiones, les impide coger el sueño, principalmente a los vecinos de los pisos más bajos. Esos son los problemas que la circulación del metro entre las estaciones de Estrella y Vinateros ocasiona a los residentes de los números 22, 24, 26 y 28 de la calle Camino de los Vinateros. “Por las noches parece que tenemos el metro metido en casa”, cuenta Teresa Rodríguez que vive en el piso 2ºB del portal 24. “A veces nos cuesta coger el sueño. Tenemos que aguantar los ruidos hasta las dos de la mañana que cierra el metro”, continúa explicando. “Y ahora porque mis hijos son mayores pero, ¿y si tuviera un bebé?”.

Un problema que viene de atrás
“Este problema ya lo sufrimos hace aproximadamente dos años pero creo que desde la ampliación de la Línea 9 hasta Arganda del Rey los ruidos son mayores”, afirma Teresa.

Según asegura Luis Gallego, presidente de la Asociación de Vecinos Avance, “parece que el problema está en que existen desniveles en las vías porque se desajustan con el tiempo y por eso se producen las vibraciones. Tengo pensado mandar una carta al consejero de Transportes, Manuel Lamela, para que hagan algo que evite esos temblores”. Y es que las vecinas de estos números aseguran que cuando pasa el metro por debajo de sus viviendas se nota, y bastante, “se oye el tintineo de las copas al chocarse unas con otras en una vitrina que tengo en el salón y nosotros notamos perfectamente las vibraciones”, aseguran Teresa y Olga. Por otra parte, y aunque no es seguro que sea debido al metro, algunos vecinos señalan que han empezado a aparecer pequeñas grietas en algunas habitaciones. “Son muy finas y apenas se aprecian”, cuentan. “Lo que sí que es verdad es que hace un tiempo cuando vino un fontanero a mi casa a hacerme un arreglo me dijo que las tuberías estaban partidas de una forma que podía deberse a las vibraciones del metro, pero fue un comentario que nunca se confirmó”, dice Olga. De momento, los vecinos no han perdido la paciencia y confían en que este problema, tan dilatado en el tiempo, obtenga una solución definitiva.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic