inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/11/2007 - Alberto Barberá Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Madrid recibió con los brazos abiertos al exitoso grupo The Fray

El panorama musical es un incesante vaivén: grupos que triunfan durante toda su carrera, bandas que funcionan bien, se desintegran y luego vuelven a juntarse, otros que sólo son reconocidos por una sola canción en una larga trayectoria y por último, aquellos que son seguidos por minorías. Sin embargo, todos tienen en común un comienzo, más o menos exitoso, que ya deja entrever su estilo y su posible repercusión.

En 2002 nació una banda en Denver (Colorado) que apostaba por el género rock alternativo, con canciones serias y melódicas, cuyos primeros conciertos locales empezaron a encandilar a fans y medios de comunicación. Pasito a pasito fueron ganando peso hasta que al final, el grupo formado por Isaac Slade, Joe King, Dave Welsh y Ben Wysocki, hicieron que el nombre de The Fray sonara en todo el mundo y que el disco revelación How to save a life fuera un éxito total.

Pero el mérito de estos chicos, aparte de componer canciones como “Over my head”, “Look after you” y “How to save a life” (BSO de la serie Anatomía de Grey), consiste en unos directos asombrosos que hacen vibrar al público durante toda la actuación.

The Fray en Madrid
El 13 de noviembre fue la fecha elegida por la banda para deleitar a la gran avalancha de seguidores en la capital. De hecho, fue tanta la gente que no se lo quiso perder que no pudo clebrarse en la Sala Heineken, como estaba previsto, sino en un local más grande: La Riviera. Y no defraudaron en absoluto.

El evento comenzó a las 21.30 horas y a partir de ahí, el tiempo, a no ser que consultaras el reloj, se volvió imposible de medir. La cálida y dulce voz de Isaac unida en ocasiones a la de Joe y el acompañamiento magistral de los instrumentos hicieron olvidar las penas y cualquier cosa en mente obligándote a cantar, bailar, aplaudir o simplemente disfrutar de la música. El clímax llegó con su tema insignia, “How to save a Life”, cantada a grito pelado por un conquistado público y tras unas cuantas canciones más se retiraron al backstage. Sin embargo, ante la aclamación de la gente y como era de esperar, Joe volvió a cautivar a los fans con un solo de piano uniéndosele mas tarde el resto de la banda con más sorpresas en la recamara: una versión muy suya del tema de Shakira “Hips don’t lie”, un intento de chiste en español y el cántico “¡A por ellos!¡Oé!”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic