inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 23 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/10/2013 - Juan Julián Elola Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
¿Alguien pone en duda que nuestros sueldos bajan?

No había recuperado nunca un tema del mes anterior  para insistir en mi espacio del siguiente periódico, pero en este caso haré una excepción. El comentario en mi última columna, sobre la bajada de salarios que estamos sufriendo los trabajadores y el poco efecto positivo que esta medida tiene (o está teniendo) sobre la crisis, se vio como actualidad por un informe del Banco de España, de septiembre.

El Banco de España, en ese informe sobre la Reforma Laboral, destaca como principal resultado de ésta, la rebaja de los salarios, pero considerándolo un dato positivo. De hecho, aconsejan que se “profundice” en esa disminución. Recuerdo que el Banco de España, en mayo, había solicitado la creación de puestos de trabajo por debajo del salario mínimo, a pesar de que en España este mínimo está muy por debajo del de los países de nuestro entorno.

La Reforma Laboral emprendida por el Gobierno de Rajoy supuso un abaratamiento del despido, y permitió a las empresas privadas salirse del convenio en determinados casos, tan amplios que se pueden considerar como la totalidad. Es decir, dio más poder al empresario en las negociaciones frente a los sindicatos, y mucho más frente a trabajadores aislados cuando no existe Comité de Empresa.

El resultado de esta reforma era obvio, máxime en situación de recesión y destrucción de empleo. Los sueldos han bajado mucho, y es probable que no recuperen su nivel tras la crisis. En un concepto liberal ideal, esto se traduce en abaratamiento de los costes salariales y por ello más contrataciones, y además disminución de los precios, con el consiguiente aumento del consumo. En global, un aumento de la productividad.

Pero no ha sido así. Es cierto que el descenso en los salarios más los despidos han producido un abaratamiento del gasto. Sin embargo este mayor beneficio empresarial no se ha traducido en inversiones, ni más contratación, ni disminución de los precios de los productos, sino en aumento tanto del beneficio de accionistas y dueños de la empresa como de los salarios de los directivos. Ahora son noticia los de los bancos y cajas intervenidas, pero es que en la empresa privada es norma, incluso cuando la compañía está a punto de tomar medidas como despidos o Expedientes de Regulación de Empleo.

En conclusión, se ha trasladado el dinero del bolsillo del trabajador al del empresario, ni más ni menos. Especialmente si tenemos en cuenta que la bajada de las indemnizaciones por despido supone otra forma de restar dinero al trabajador, que cuenta con ese capital como reserva y garantía de trabajo, y que ahora ha pasado directamente a las cuentas de la empresa.
El efecto por tanto ha sido justo el contrario al que se dijo: menos dinero en manos de los trabajadores e inseguridad laboral ocasionan una caída mayor del consumo y descenso del PIB.

Con datos tan claros, las declaraciones del Ministro Montoro en el Congreso afirmando que los sueldos en España NO estaban bajando, quedan muy lejos de la realidad.

http://elola.blogia.com
@JJElola

Comentarios: 1
Daniel Fernández dijo el 08/11/2013 a las 13:48h.
Estimado Juan Julián, Su Señoría, Esta es mi opinión sobre su artículo, que redacto en mi propia página: http://danielfernandez.eu/2013/11/08/hagamos-lo-que-es-bueno/ Atentamente, Un saludo.    Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic