inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 22 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/12/2014 - Pablo Sagastibelza Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos   7 votos
América Latina respira un poco

Que Cuba y Estados Unidos anuncien ante el mundo su deseo de hablar y entenderse como personas es algo muy positivo, y no sólo para ellos.A pesar de las incertidumbres sobre el modo en el que se he llegado al acuerdo, y sobre los pasos a seguir en adelante, sin duda es una buena noticia para terminar el año. En estos días los resúmenes informativos de 2014 están casi terminados, pero tendrán que hacer hueco a esta buena nueva.

Ahora estoy pensando en América Latina. Cuba tiene desde hace muchos años una influencia decisiva en ese continente. Basta recordar la ola de marxismo que lo recorrió hace algunas décadas, que no se hubiera podido sostener sin el concurso decisivo de cubanos y rusos; y hoy el apoyo a las corrientes populistas, en particular a Venezuela, que respiran y viven en gran medida gracias al régimen castrista. No olvidemos las visitas de Chávez a la isla, con toda la parafernalia adyacente.

Que Cuba se abra al mundo con el deseo del diálogo siempre ayudará a que otros hagan lo mismo. Podría decirse que, de alguna manera, al sentarse en la mesa con Estados Unidos sienta a todos sus adláteres a la mesa de conversación.

Hay muchas facetas de análisis que se pueden y deben observar en estos meses que vienen, pero si echamos la vista atrás sin duda es importante el paso dado el 17 de diciembre de 2014, fecha que probablemente merecerá pasar a la Historia.

Debemos reconocer que Obama y Raúl Castro han sido lo suficientemente valientes como para comenzar a andar el camino y llegar hasta el final del primer tramo, muchas veces el más complejo. Según lo dicho por Castro, también hay que reconocer un papel importante al Papa Francisco, que no parece dispuesto a dejar de meterse en cualquier charco que se le ponga por delante (y no olvidemos a sus predecesores inmediatos, que siempre tuvieron a Cuba en el horizonte próximo de sus acciones por la importancia estratégica que tiene para toda América Latina).

Veremos cómo reaccionan a medio plazo los cubanos exiliados, y la salida que se les propone. No obstante, el sector más duro me parece que ya es demasiado mayor, y se quedarán como Moisés, a la puerta de la tierra prometida; serán los hijos de sus hijos quienes verán una Cuba nueva, con sus señas de identidad inigualables, pero abierta a la democracia y los derechos humanos.

psagastibelza@gmail.com









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic