inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/09/2015 - Juan Luis Posadas Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
El antisemitismo de la izquierda

El antisemitismo, el odio al judío, al hebreo, al sionismo y al Estado de Israel, forma parte -en expresión actual- del ADN político de la derecha. Recordemos que ni Franco, ni los gobiernos de UCD, reconocieron el Estado de Israel, reconocimiento que hubo de esperar a enero de 1986, bajo el gobierno socialista de Felipe González. Pero tampoco la izquierda puede presumir de apoyar a los judíos. Muchos socialistas, y desde luego, todos los comunistas de este país, desde 1978, han apoyado al pueblo palestino en un indisimulado antisemitismo y antijudaísmo, que utiliza el rechazo al Estado de Israel como excusa política. Eso ha significado la magnificación de los crímenes del ejército israelí (que los tiene, y muchos) y la ocultación, cuando no justificación, de las intifadas y los atentados palestinos (que los tiene, y muchos).

Como último botón de muestra del antisemitismo izquierdista, este verano, en un festival de "música" en Benicasim, provincia de Castellón, los organizadores han cedido a la presión de una banda de radicales nacionalistas antisionistas para obligar a un rapero norteamericano, de religión judía e ideología sionista, a abjurar de sus ideas si quería tocar en dicho festival. Como el rapero, ciudadano de una de las democracias más antiguas del mundo, y por ende la primera potencia mundial, ni ha respondido a tan burdo ataque a su libertad de opinión, el festival ha cancelado su concierto.

Las excusas de los organizadores, que reciben una subvención pública para este evento "musical", es que desde Podemos, IU y otras bandas radicales de ultraizquierda, les han presionado para que dicho rapero no actuara.  En este país tenemos una Constitución -sí, esa que Podemos e IU quieren cargarse- que dice que no se puede discriminar a nadie por sus ideas o su religión. Poco importa que el Festival, ante el revuelo y el conflicto diplomático creado, haya reculado y vuelva a admitir al rapero en el evento. 

Lo que importa es que la ultraizquierda -y Podemos es de ultraizquierda- discrimina a los judíos que defienden el derecho a tener un Estado propio. Discrimina a los judíos por ser judíos, por creer en Yahvé, en el mismo Dios que compartimos los cristianos y en el que creen dos tercios de los ciudadanos de España. Es absolutamente intolerable e intolerante. Solo puedo decir en desagravio, por un día, y en solidaridad con los judíos, con nuestros hermanos de Israel: YO TAMBIÉN SOY JUDÍO. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic