inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 14 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/11/2015 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 2 puntos2 puntos2 puntos2 puntos2 puntos   8 votos
Blues for refugees concert

Oscar Linares, músico de Blues, lanzó al aire hace dos meses, como quien se pone a hablar solo en voz alta, que tenía la necesidad de hacer algo por los refugiados que en marañas desesperadas tratan de llegar a Europa, esta vez por el este y desde una Siria en llamas, por pura supervivencia. Y es que la vida es algo que va más allá de legalidades y fronteras; eufemismos con los que tratan de maquillar las medidas vergonzosas de vallas y militares los oxidados gobiernos.

No podía quedar el Blues al margen de algo que como música conoce muy bien: lo que supone el perderlo todo a la fuerza. Un concierto, docenas de músicos sin condiciones, donaciones, el apoyo de la Sociedad del Blues de Madrid y de una productora que desde la sombra se apunta a un bombardeo (Honey Dripper). La idea ha ido cuajando y tendrá su culmen el viernes 13 de noviembre en El Intruso con mercadillo, subastas y jam incluída. Los fondos recaudados serán destinados a CEA[R]: Comisión Española de Ayuda al Refugiado.
 
Ver las imágenes de familias enteras caminando por la carretera, las alambradas, el ejército dirigiéndolo todo como si se tratara de un rebaño, los campamentos a la espera de poder continuar..., me recuerda a cuando no hace tanto los españoles fuimos sirios y cualquier camino era bueno para cruzar los Pirineos al final de la guerra, al Allez, Allez de los avinagrados guardias franceses, al campo de Argelès-sur-Mer y tantos otros... Y es que hay cosas que olvidamos demasiado pronto y otras a las que nos acostumbramos demasiado rápido (la guillotina del Estrecho, el Mediterráneo convertido en fosa común...) y terminan a pie de página por pura repetición de la tragedia. El ver las cosas por televisión le da a todo una distancia y un halo de ficción que nos protege y así es que son necesarios un número de muertos fuera de lo habitual o un golpe de efecto (la foto del niño muerto en la playa de Bodrum) para que nos revuelva las tripas. Así andamos la mayoría, que necesitamos de ese espuelazo que en este caso nos ha dado Oscar en nuestros culos de españoles anestesiados, para poner nuestro granito de arena; y es que estamos acostumbrados por estos lares a morirnos de uno en uno, con nombre y apellidos, registro, nicho y recuerdo de los amigos... Y todo lo demás es estadística. 

barboletta2004@yahoo.es








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic