inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 19 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
21/04/2017 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   5 votos
Desde la charca

Cada vez parece más claro que Rodrigo Rato, otrora dios económico del aznarismo, ha utilizado el significado gallego de su apellido para moverse como tal por entre las cañerías institucionales ya fuera aquí o acolá, que diría Álvaro Cunqueiro. Por otro lado, Ignacio González ha tenido que pasar por caja de la comandancia de Tres Cantos tras ser detenido y oliéndose el percal ya silbó el jilguero aquello de que “este marrón no me lo como yo solo.” Parece que Cifuentes le ha dado un meneo a la alfombra del Canal de Isabel II –irregularidades es el eufemismo- y Aguirre, la condesa-chica Telva de la Comunidad de Madrid, como la bautizó Umbral, ha tomado distancias de su, hasta hace nada, chico para todo: el machaca malote que metía a todos en vereda para que la jefa no tuviera que cambiar su pose con la sonrisa en mueca.

Resulta curioso que Esperanza, tan resuelta ella a pisar todos los charcos en plan bailaora salerosa y cañí, ande ahora con tanto cuidado y al borde del llanto. Quizá el problema es que aquellos dos que dijo le salieron rana, parecen haberse multiplicado como los panes y los peces a la vez que construían dúplex de lujo sobre las hojas de loto en los mejores sitios de la charca. Pise por donde pise la ex presidenta puede cargarse a algún antiguo colaborador. Aguirre ya no quiere bailar, ya no suenan las bulerías de los pesebristas. A Aguirre no le gustan las tonás; ella quiere fiesta y guitarra y no ¡ay! que le dediquen a los de su tablao unas carceleras, esas coplillas de cuatro versos y olor punzante a barrote.

Y aunque en la tele eso de repetir no quede bien, tendrían que apañarle un AVE para bajarse otra vez a la finca de Bertín Osborne para que le dé una capa de buenismo a todo. Sería el marco perfecto para que pueda desahogarse y salir ilesa con un traje a medida en prime time: nula capacidad crítica, empatía infantil y todo empaquetado en un <<fala barato>> que busca calmar al grueso de la tropa con una excusa para auto-engañarse. Si aquí no hay responsabilidad política es que ésta no existe por mucha entrevista masturbatoria que se le haga a uno para limpiar auras.

Cinco letras: Grupo organizado que trata de defender sus intereses sin demasiados escrúpulos. Principal código de honor: el silencio.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic