inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/09/2006 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
EL DISTRITO, garantía para anunciantes
Redacción

Vivimos en la sociedad de la información. Estamos sometidos a un bombardeo incesante de datos por parte de todo tipo de medios audiovisuales, digitales e impresos. En medio de esta saturación informativa, indiscriminada y diversa, resulta muy fácil entregarse a un estado permanente de confusión. Pero no toda la información es fiable, ni toda actividad comercial está libre de sospechas.

Aquellos que aspiren a vivir como ciudadanos y lectores bien informados, deberán formarse un espíritu crítico que les permita enfrentarse a la realidad -y a los medios que la presentan- con la seguridad de que nadie les va a dar gato por liebre. En esa tarea, los servicios prestados por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) y por Publicaciones Gratuitas Ejemplares Distribuibles (PGD) constituyen una garantía sólida de buena gestión, tanto para lectores y clientes como para el medio que los sirve.

¿Qué son la OJD y la PGD? Son divisiones de una sociedad mercantil llamada Información y Control de Publicacio-nes que obtienen y facilitan información puntual sobre la difusión y distribución de publicaciones periódicas, y también sobre el tráfico en Internet de los medios electrónicos de comunicación. Controlan periódicamente la tirada y la distribución, con arreglo a lo establecido estatutariamente, de aquellos medios que voluntariamente soliciten sus servicios, y suministra cifras verificadas a agencias de publicidad, editores, anunciantes y otros usuarios o entes interesados. Por todo ello, contar con el control de OJD y PGD supone la prueba de calidad de un medio de comunicación, el rasgo que diferencia un panfleto de un periódico.

Evidentemente, este servicio, exhaustivo y profesional, cuesta dinero. Bastante dinero. Los medios que quieran lograr la confianza duradera de lectores y anunciantes no deberían renunciar a este esfuerzo económico, no sólo por profesionalidad, sino además para establecer unas relaciones saludables con sus clientes. EL DISTRITO cuenta con OJD y PGD desde hace años en tres de sus cuatro cabeceras actuales, y para la cuarta nos encontramos en trámites de solicitud. De igual forma procederemos con las nuevas cabeceras que en breve sacaremos a la calle.

Sin embargo, existen medios -sobre todo en prensa local- que prefieren ahorrarse ese dinero silenciando ante sus clientes las desventajas comerciales de esa carencia. Un ejemplo: a un cliente le cobran 100 euros por insertar un anuncio de su empresa en un periódico sin OJD que dice tirar 40.000 ejemplares pero en realidad tira 10.000, mientras que el mismo anuncio le cuesta 300 en un periódico con OJD que tira demostradamente esos 40.000 ejemplares; al final, el cliente debería pagar cuatro veces los 100 euros para igualar el impacto publicitario que lograba pagando los 300 que le pedía el segundo periódico. El primero está estafándole.

EL DISTRITO, ya que paga por garantizar que tiramos los ejemplares que decimos que tiramos y cuando decimos que los tiramos, quiere reivindicar a través de este editorial su honorabilidad ante anunciantes y lectores. Todo nuestro trabajo está supervisado para que nadie pueda llamarse a engaño: tirada y periodicidad veraces, distribución eficiente, tarifa de publicidad vigente, transparencia administrativa y contable. Somos un periódico en regla, y es justo que se sepa. Para tranquilidad de nuestros lectores y beneficio de los empresarios que se anuncian con nosotros. Ellos sabrán valorar las ventajas que, para la imagen de su comercio, supone anunciarse en EL DISTRITO.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic