inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 20 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/04/2011 - Juan Julián Elola Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Ver además...
Vivir Madrid
Acoso a la Giner de los Ríos
Me vais a perdonar, pero no voy a hablar de crisis...
Ganó Obama. Algo está apunto de suceder
2009, año de Darwin
Navidades de Carnaval, enero de Cuaresma
Medidas económicas
La visir-esa que quería ser califa
Internet y las nuevas tecnologías son seguros
¿Eres clase media?
Más Europa
Sin marcha atrás
Tasa de basuras: nuevo impuesto en época de crisis
Vuelve la liga
Felicidades
2009: el año de la crisis
Y los niños sin ordenador...
Dichoso Eurovisión
Estosololoarreglamosentretodos.org
La reforma sanitaria de Obama
El Partido Popular ha perdido el norte
El Severo Ochoa sin transporte escolar
Primarias en el PSOE madrileño
Debate sobre la Huelga General del 29-S
Trabajar más, cobrar menos
DeudaMadrid
¿Eres de los Reyes o de Papá Noel?
La Ley Antitabaco salvará miles de vidas
Madrid está lleno de baches
Nuestra sanidad, ejemplo para EE.UU.
Cuando lo urgente no nos deja hacer lo importante
Cambios en la política española
Reforma de la Constitución
Va por ustedes ‘maestros’
Entrevista a Juan Julián Elola, Ex-diputado socialista
El año que vivimos peligrosamente
Listas abiertas, ¿igual que en el Senado?
Oh, rara Navidad
Kim Dotcom
Cuando el trabajo fijo dejó de serlo
Rutina
Para mejorar la educación: más inversión
Si pagas con cacahuetes...
El doctor Montes sigue siendo inocente
Juan Julián Elola

El exportavoz del Gobierno de Aznar, Miguel Ángel Rodríguez, tendrá que pagar 30.000 euros de indemnización al doctor Montes por haberle insultado, llamándole nazi de forma continuada en varios programas televisivos. La sentencia lo considera un insulto grave hecho con intención de lesionar la dignidad del médico. Desgraciadamente, en las tertulias de televisión se está instaurando el insulto y la palabra gruesa como norma. Parece que cuanto más alto se hable, más graves sean los ultrajes, más tacos y palabras malsonantes se digan, más mérito tiene el tertuliano. Y Miguel Ángel Rodríguez se luce en eso. El que supuestamente tenía que ser una persona seria y moderada, exportavoz de un Gobierno que representa, por tanto, a todos los españoles, no tiene ningún recato en faltar, despreciar a una parte de los ciudadanos y soltar todo tipo de burradas e improperios contra todo el que no está con él. A ver si con la sentencia se corta la tendencia a que todo el mundo diga en televisión lo que le parezca bien, sea verdad o mentira, afirmaciones sin ningún tipo de contraste o datos que las apoyen, o una ofensa, o una ocurrencia absurda. En este caso insistió incluso después de que el juez decretase que no había relación entre la actuación del doctor Montes (más bien de su equipo) y los fallecimientos. Lo mismo hizo Federico Jiménez Losantos, también denunciado y pendiente de juicio por sus insultos irracionales.

El doctor Montes creó en los Servicios de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés un ala donde se derivaba a los pacientes que entraban al centro en una situación agónica y de los que se preveía que iban a fallecer en unas pocas horas. En dicha sección se disponía de una cierta intimidad para las familias que podían acompañar al enfermo de forma más tranquila en sus últimos momentos, a la vez que se les dispensaba un tratamiento destinado especialmente a paliar sus síntomas, especialmente el dolor y la asfixia, por medio de la sedación. Y atendidos por médicos y enfermeras con experiencia en esas situaciones. Era evidente que en esas salas los fallecimientos eran muy abundantes, puesto que estaban dedicadan a personas en esa etapa concreta, cuyo final era inminente. Sin embargo, se pretendía, y se conseguía en la mayoría de los casos, que al menos fuera una situación lo más amable posible y con recogimiento y trato más humano para los familiares y los propios enfermos. Después del juicio, en el que el doctor Montes fue declarado completamente inocente, este servicio se cerró. Así bajaron los fallecimientos en Urgencias, claro, al estar sin asistencia estas salas y ser derivados los pacientes agónicos a otros puntos del hospital. En el hospital sigue muriendo la misma cantidad de enfermos, porque es inevitable, pero fallecen dispersados por las habitaciones, compartidas en muchos casos, o incluso en los pasillos cuando la saturación no permite su ingreso en cama. Y sin atender específicamente lo que son síntomas de la agonía como el dolor o la insuficiencia respiratoria consciente. No creo que haya supuesto una mejora de la asistencia en ningún caso, más bien opino lo contrario. Si algún familiar mío o yo mismo me encontrase en esa situación, me gustaría ser atendido por profesionales de este tipo y en un ambiente así.

 http://elola.blogia.com

Comentarios: 1
Antonio dijo el 10/11/2011 a las 09:06h.
Escribo el 10 Nov 2011. Desgraciadamente seguimos igual: las tertulias de tipo político siguen siendo una catarata de insultos y despropósitos. Ya se han cargado en Madrid el derecho de los moribundos a no morir sin asistencia especializada. Que se mueren "como perros" vamos. ¿Y si mañana los tertulianos la toman con los zurdos, por ejemplo?. Porque lo del doctor Montes no tenía ninguna lógica. Todos somos víctimas potenciales de estos indeseables.   Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic