inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 15 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/12/2015 - Javier García Isac Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
Europa bajo el secuestro de los terroristas

Europa está secuestrada, bloqueada, atenazada por el miedo y el terror. Las declaraciones pomposas y grandilocuentes han dado paso a la más que conocida inacción europea. Solo somos capaces del aumento de la presencia policial, de los controles internos, de la suspensión de partidos de futbol o eventos deportivos, del cierre de cines y museos. Vamos a remolque de los terroristas. Hemos cedido toda iniciativa de acabar con ellos y seguimos sin poner remedio al problema, a la cuestión de fondo. Debemos erradicar de una vez por todas “el falso buenismo” de la izquierda, olvidar la “manida” alianza de civilizaciones, acabar con lo políticamente correcto. Esto es una guerra, una guerra que estamos perdiendo.

Vivimos con miedo, actuamos con miedo y nuestras vidas se encuentran condicionadas por el miedo y por la amenaza continuada del terror.

Nuestros políticos siguen sin afrontar el autentico problema. Bien está el bombardear y borrar del mapa al estado Islámico, ¿pero qué hacer con los terroristas, con los asesinos, con sus colaboradores, con sus amigos que se encuentran entre nosotros?, ¿Qué hacer con todos aquellos a los que hemos naturalizado, a los que les hemos dado la condición de europeos y que tienen nula intención de integrarse?

La cuestión tiene muy difícil solución, sobre todo cuando esta no desea ser afrontada. No es un tema de islamofobia, ni de xenofobia, ni de ninguna otra terminología utilizada para desacreditar a todos aquellos que llaman a las cosas por su nombre. Es una cuestión de supervivencia, de reconocer que los modelos de integración propuestos han fracasado, que los que atentan contra franceses, españoles, belgas o ingleses son europeos porque nosotros les hemos dado esa condición, es una cuestión de saber que harán ahora los gobiernos afectados y como solucionaran un problema que ellos mismos con su “buenismo”, con su “ignorancia” y atendiendo a los parámetros de lo políticamente correcto han “ayudado” a generar.

Estamos siendo atacados por individuos que tienen nuestro mismo pasaporte, y sigo sin escuchar una mínima crítica, una mínima referencia a lo mal que sea gestionado las políticas migratorias de los últimos cuarenta años. El enemigo está en casa, entre otras cosas,  porque se les ha permitido, se les ha mantenido, se les ha subvencionado y nunca se les ha exigido respeto, integración, amor al país de acogida, sentimiento patriótico, conocimiento de las costumbres e idioma del lugar. Claro, que como exigir unas cosas que ni siquiera la clase política dirigente conoce.

Hemos regalado derechos y no hemos reclamado obligaciones. Sigo sin atisbar ningún tipo de propósito de enmienda, sigo sin ver la solución mientras los países no reaccionen y no comprendan que tenemos que poner en valor nuestra cultura, nuestra identidad, nuestra civilización y nuestras creencias religiosas. Europa no puede dar cabida a nadie que no comprenda y comparta esto.

Si no tenemos las cosas claras, difícilmente podremos afrontar, ganar o vencer esta guerra que atenta contra la propia supervivencia de nuestra existencia, contra la existencia de Europa tal y como la conocemos.

@javiergarciaisac es periodista y director del programa ‘Una hora en libertad’ que se emite los sábados de 15:00 a 17:00 en Radio Inter. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic