inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 14 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
21/06/2016 - Juan Julián Elola Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Gobernabilidad compleja

Escribo el artículo cuando aún no se han celebrado las elecciones, y no puedo conocer el resultado ni, mucho menos, las maniobras para obtener una mayoría de gobierno en uno u otro sentido. Se esforzaron mucho todos los medios para poner en la agenda las dificultades que se iba a encontrar cualquier partido para poder alcanzarla, aunque a un dato se le ha dado menos importancia de la que tiene. Está claro que la aparición de nuevas fuerzas políticas con peso, y con un número considerable de diputados en el Congreso, es uno de los factores. Y es el más analizado y destacado por los comentaristas políticos.

Sin embargo, el verdadero problema, que parece que tiene intención de permanecer, es la cuestión catalana. Hasta el momento, dos fuerzas catalanas tendían a completar las mayorías, de derechas o de izquierdas, cuando en el parlamento no existía un grupo con mayoría absoluta. Esta posibilidad, que ha llevado a poder dirigir el país a gobiernos no en mayoría, tanto de Felipe González, como de Aznar o Zapatero, se ha roto completamente durante estos últimos 4 años: La radicalización de la situación en Cataluña, las aspiraciones independentistas, y el posicionamiento de los grandes partidos catalanistas, hacen imposible esos acuerdos antaño eficaces.

En esta situación, un Congreso, en el que las encuestas prevén al menos 15 diputados catalanistas, entre ERC y Convergencia (ahora bajo el nombre de Democracia y Libertad) resulta complicadísimo de gestionar, puesto que esos diputados eran imprescindibles para formar mayorías estables. En la actualidad, ninguno de los dos daría su apoyo a un Gobierno que no reconociese “su solución” para la cuestión catalana: ni al PSOE, ni al PP, ni al Ciudadanos. En sentido contrario, tampoco estos tres partidos apoyarían a un Gobierno que permita la cesión de la soberanía española al pueblo catalán, inconstitucional por otro lado. Es decir, no parecen posibles acuerdos incluyendo a esos 15 diputados. Por tanto es el tema del referéndum catalán el que marca la situación de inestabilidad política que padecemos y que es posible que se prolongue más de lo deseable. Ya lo puso encima de la mesa Podemos, aún sabiendo que eso le aleja de pactos con su más natural aliado, que es el PSOE.

Cuando estéis leyendo esto se habrán celebrado las elecciones y ya se habrán hecho los primeros movimientos pactistas. Quizá incluso se haya llegado a acuerdos. Espero no equivocarme en mis predicciones, y que este escrito no sea un absurdo en esa situación futura. Aunque, bueno, en realidad espero equivocarme y que conseguir un Gobierno y que este sea más o menos estable no resulte imposible, y reine la cordura después de haber tenido que repetir las elecciones una vez.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic