inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 25 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/03/2008 - Juan Luis Sánchez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver además...
Opá, yo viazé un blog!
Verano de corrupción
En defensa del mundo musulmán
Dejad que los niños se acerquen a Potter
El cine y la palabra
El Gobierno siembra el ‘chaos’
Tazas de café
16 minutos
Carta a la madre
Verano de jueves, solitarios y espías dobles
Chuck Norris se mosquea
Se fue Antonio Gasset, acabó la crítica de cine
España vista por Hollywood
El aceite de la muerte
Dijo que esta mañana vendrá
Madrid cosmopolita
Crónica de una muerte anunciada
Avaricia desmedida en plena crisis
El ‘nobelista’
El recuerdo de El Equipo-A
El libro de moda
Papá, vaya nombre me has puesto
Genios del marketing
El chico biónico
El 23-F de cerca (s)
No saber perder
Tres desgracias seguidas
Del rosa al negro
El retorno del friqui
Zapatero resucita la censura
El lehendakari cita a Eastwood
Zombies, Jane Austen y Natalie Portman
¿Quién protege a nuestros hijos de la televisión?
La maldición de la actriz
¿Será capaz Almodóvar de rodar una película de terror?
Lope: el fiasco del año del cine español
Conspiración de mujeres (Día Mundial del cáncer de mama)
A Peter Jackson le crecen los hobbits
WikiLeaks: Esta vez es la guerra
La guerra de la sucesión de ZP
¡Terror en el Festival de Málaga!
Viajar en metro:la gran aventura
The walking dead y la publicidad aberrante
Yo he sobrevivido a El Principito 2
¿Son los Pitufos propaganda comunista?
Oda a la 'cocreta' congelada
Donde dije Viggo (Mortensen) digo Diego (Alatriste)
Biografía de Steve Jobs: Adiós Mister Chips
"The Artist" es mutis: ¡Que me devuelvan el dinero!
Hurra por Bardem
Juan Luis Sánchez

Javier Bardem ha hecho historia al convertirse en el primer actor español en ganar el Oscar al mejor actor secundario. Y eso es lo más importante. Es cierto que sus discutibles opiniones políticas han provocado que caiga bastante mal a un sector de la sociedad. Es difícil por ejemplo olvidar sus declaraciones a Granma, diario oficial del régimen cubano, al que concedió una entrevista en la que afirmaba que "Si las cosas marcharan bien en este mundo, habría que juzgar a Bush, Blair y Aznar por sus crímenes de guerra". 

Caiga bien o no, lo cierto es que el premio se debe juzgar desde el punto de vista estrictamente cinematográfico. Y entonces se llega a la conclusión de que le han dado el Oscar con toda justicia. Su composición de Anton Chigurh, un despiadado asesino, es tan estremecedora que el personaje pasará a la galería de inolvidables villanos del celuloide. El actor, que pertenece a una ilustre familia dedicada a la interpretación, lleva su profesión en la sangre y se prepara concienzudamente sus papeles. Predominan sus interpretaciones memorables, a pesar de alguna pequeña metedura de pata, como su trabajo en El amor en los tiempos del cólera (por la que merecería que anularan el Oscar, pero esa es otra historia).

Amparados por el anonimato, en foros de internet, algunos individuos escriben comentarios lamentables, en contra de celebridades, y ciertamente Bardem genera cierto rechazo, y ha sido puesto a caldo. Igualmente lamentables son las declaraciones de José Blanco, en su línea habitual, que intenta aprovechar el Oscar con fines partidistas, cuando escribe en 'El cuaderno de Pepe Blanco' que Bardem es un "ejemplo de la España del triunfo y de la España que ven un gran número de españoles menos Rajoy, Acebes, Zaplana y muchos de sus acólitos mediáticos". No se sabe muy bien si Blanco le hace un gran favor a su partido con declaraciones como ésta, pero insiste en afirmar lo siguiente: "Lo mismo tiene la caradura de felicitar al actor por su premio cuando, en realidad, muestra total desprecio por él y por todos los que piensan como Bardem sólo porque le dicen la verdad y porque piensan con independencia.".

Estuvo mucho más conciliador el aludido Rajoy, que probablemente no compartirá muchas de las declaraciones ni actitudes de Bardem, pero que se apresuró a tener un detalle caballeroso, al felicitar en un telegrama a Bardem. "Quiero transmitirle en mi nombre y en el del PP mi enhorabuena por el Oscar que has conseguido por tu interpretación", por lo que "tu merecido éxito es un motivo de satisfacción y de orgullo para toda la sociedad español". Sin duda, la felicitación es acertada.

También es justo reconocer que quien estuvo mejor fue el propio Bardem, en su emotivo discurso al recoger el premio. Se permitió decir unas palabras en español, para dedicarle el premio a sus compatriotas: "Esto es para España y para todos nosotros". Emociona que alguien hable de España, cuando parece que la moda va más bien por el lado separatista. Hurra por Bardem.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic