inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 24 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/01/2012 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Ver además...
Callejeando Madrid
Rocío y la casquería mediática
El Madrid terrible
Relecturas
Fidel Castro
Los vecinos siguen reclamando un hospital en la antigua cárcel de Carabanchel
Muerte en la valla
Al matadero
La extraña pareja
Navidad irrecuperable
Sadam Hussein
Rostropovich y la interpretación
De antros: despedidas y reencuentros
La ópera: “centenariazo”
Jazzeando por Madrid
Bajo máscaras
Lecturas caribeñas
En el Copacabana con Gerardo Porto
Políticos de caza y pesca
Políticas de la imagen
La Duquesa Roja
Sudoku ministerial
Rehab
Nada es lo que parece
Madrid, rue de Varenne 77
Arde Madrid en paganías
Lenguas y endogamias
Desconcertante Winehouse
Demócratas y..., demócratas
Ingeniería de espejos
Zetapé, el fontanero
De Vinila a Adonis, poetas
Así va el mundo...
Gu(lag)tánamo
Los 50´s de Betty Page
No me llames crisis, llámame Lola
Pasarela política fashion week
Francis Bacon en el Prado
Una de piratas
Alejandro Sawa
Coherencia, por favor
De muros y alambradas
Los caminos de Santiago
Bucaneros y poetas
AC-DC
El vaso que no se colma...
Justicia con caducidad: terrorista libre
ZP en Rodiezno
Tránsfugas, ética a muletas
La historia en bucle
Obama, Nobel de la ¿ilusión?
Alakrana
¿Piratería o mercado libre?
La justicia es igual para todos
Víctor Vázquez

Suenan las cornetas previas al atracón de Nochebuena. Suenan las cornetas y sale el Rey sabiéndose más oído que de costumbre y con la obligación de ser contundente para tratar de apuntalar el pantano sobre el que se está construyendo la sucesión de los Príncipes de Pisa.

Se hace saber: “La justicia es igual para todos”. Y es que no podía decir otra cosa visto el percal de la yernocracia, y a pesar de la presunción de inocencia que legalmente protege a Urdangarín y todas las perezas que florecen para retrasar su imputación a la espera de algún milagro que lo evite.

Lo que todos los días se publica martillea en los pies de la Monarquía y cada documento que se reproduce es un pasmo de cutrerío vendido a lingote por palabra, un sablazo camuflado de fundación tratando de hacer cariátides con tuberculosas.

Si hay algo que tienen en común los monárquicos y los que ansían república es que todos quieren que el Rey dure mucho; los primeros para que asiente la época convulsa buscando el momento adecuado para el cambio; y los segundos conscientes de que si hace diez años la sucesión se hubiera hecho sin apenas voces discordantes, hoy las habría, y muchas, pero en pocos años será movilización y en algunos más, pacífica revolución.

Pero volvamos a la frase: “La justicia es igual para todos”. Vergonzoso es el indulto concedido por el Gobierno Zetapé pasado el límite de meta -pues ya se habían celebrado las elecciones- para el vicepresidente y consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz. Un derecho del Gobierno, sin duda, pero anacrónico y contrario a la esencia de un Estado de Derecho basado en la división de poderes; y teniendo en cuenta que no es decisión firme, pues la sentencia está recurrida en el Constitucional, ¿no se estaría cayendo en presunción de culpabilidad dando perdón cuando podría ser inocente?

Se debería exigir a Sáenz que retirara el recurso de amparo constitucional, que la condena sea firme y a partir de ahí dar el vergonzoso indulto. El problema surgiría entonces -ya surge, pero lo haría más- con la “honorabilidad” que exige el Banco de España para ejercer como banquero; palabra incompatible con tener antecedentes penales. Buscan una solución de baratillo sin pensar que de siempre la honorabilidad se tiene o no se tiene y no te la dan o te la quitan; y menos un Gobierno que para pagar favores anteriores saca la goma de borrar y el cuaderno Rubio de los pecadillos a lápiz.
 
barboletta2004@yahoo.es

Comentarios: 2
Javier dijo el 02/02/2012 a las 12:34h.
Totalmente de acuerdo contigo. Barreda, Camps, Bono, Los Albertos, Las Infantas y su interminable lista de hijos, el Rey, el Principe y su mujer, Barrionuevo, Vera, ZP, Aznar, Felipe Gonzñalez, Garzón, Alfonso Guerra y su trupe de hermanisimos, alcaldes que cobtan sueldazos como primeros ediles y ademas otro aun mayor como senadores, diputados y senadores que cobtan por obedecer y apretar el boton que les mandan, etcétera, etcétera, etcétera, todos estos que cada mañana se preguntan asombrados "¿De que cirisis habla el pueblo? Yo no la veo por ninguna parte" Todos saben que la justicia no es igual para ellos que para el ciudadano de a pie, carente de inmunidad, favores de jueces e influencias. Cuando el Rey dijo en el mensaje de Nochebuena aquello de que la justicia es igual para todos, una enorme carcajada salio de todos los hogares españoles.   Avisar al moderador
Javier dijo el 02/02/2012 a las 12:16h.
Me ha resultado curioso que bajo el titular de "La justicia es igual para todos" aparezca una foto del Rey y el Principe, ya que son la muestra mas clara y efectiva de que la justicia no es igual para todos en España. Y faltan personajes en la foto, como por ejemplo el "Yernísimo y la Infanta", que de la cual los cortesanos ya no saben si decir que es tonta o ciega para que salga indemne del lio que señala a su marido como acompañante al 50% con ella en tan proceloso viaje economico. La pobre debe pensar que los palacios caen del cielo a todos los españoles cada mañana al levantarse, y por eso jamas pregunto de donde salia el dinerillo para comprar el que dusfruta en España. En España la justicia no es igual -ni por asomo- para todos. Unos desfalcan millones, otros se embolsan comisiones gotzilianas por no hacer nada.... y todo de dinero publico, ¡y no pasa nada! Pero que no se equvoque el ciudadano en 10 euros en la declaracion de la reta, porque entonces la lleva clara. No se puede hablar de honorabilidad desde la falta de honorabilidad, ni de igualdad. No, la justicia no es, ni de lejos, igual para todos. Y podriamos poner muchos ejemplos de la casta politica, porque eso de que los politicos trabajan para los ciudadanos es una solemne estultez. Somos nosotros los que trabajamos para ellos, para mantener sus sueldazos, sus interminables vacaciones, sus desmanes y sus silencios. Y digo "silencios" porque cuando escucho decir que la mayoria de los politicos son honrados y que solo unos pocos "meten la mano", se olvidan de que unos meten la manos y todos los demas, todos, sabedores de esa traición al ciudadano, guardan un cobarde y complice silencio; cuando no ovacionan a los traidores en el congreso o antes de ingresar en la cárcel, que de todo hemos visto. No, la justicia NO es igual para todos.    Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic