inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/04/2015 - Melitón Cardona - Diplomático jubilado Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
Melitón Cardona.
La apoteosis de la credulidad

A un caballero que le abordó en la calle tomándole por “Mr. Jones”, el Duque de Wellington le espetó: “Si es Vd. capaz de creer tal cosa, debe ser Vd. capaz de creer- se cualquier otra”. Y si más de un millar de personas han votado “Podemos” o bien no se han leído su programa electoral o bien son capaces de creerse cualquier cosa, por- que a su lectura me ha provocado una combinación de estupor e hilaridad que no sentía desde los tiempos en que leía la revista que me hacía llegar cierta embajada de Corea del Norte y me ha sugerido la creación de un partido que proponga a tan pastueño electorado medidas mucho más radicales que las que propone el coletudo profesor.

Así, por ejemplo, yo propondré la jubilación no a los sesenta ni a los cincuenta y cinco, sino a los cincuenta años “como mecanismo para redistribuir equitativamente el trabajo y la riqueza” (sic los entrecomillados). Tampoco me limitaré a proponer un “incremento significativo del salario mínimo interprofesional”; propondré se fije en 2.000 euros como mecanismo para eliminar el mileurismo. También propondré la creación de un salario máximo inter- profesional fijado en 3.000 euros mensuales como mecanismo para eliminar las odiosas desigualdades en mérito y capacidad que siguen persistiendo en nuestra sociedad. Naturalmente, yo también garantizaré una renta básica para todos los ciudadanos “por el mero hecho de serlo” y, además, un título universitario de su elección como mecanismo para aumentar la autoestima de la población; también el derecho a una vivienda digna de, al menos, cincuenta metros cuadrados por componente de la unidad familiar. A la propuesta de democracia paritaria entre hombres y mujeres, yo responderé proponiendo otra, igualmente paritaria y cada vez más necesaria, entre hombres, mu- jeres y gays y lesbianas. A la “nueva exigencia social de protección animal”, yo antepondré la muy novedosa de con- ceder un merecido derecho al voto a los animales de compañía, que será ejercido por sus legítimos dueños en los términos que reglamentariamente se determinen.


En cuanto a “políticas para reducir el envasado de productos”, propondré se subvencionen el papel de estraza y las bolsas de rafia así como también la prohibición del papel higiénico, que será sustituido por hojas de periódico como mecanismo de fomentar la lectura entre la población. Prohibición de los cosméticos, el fútbol de base, el cochinillo asado y cincuenta cosas más, entre las que se contarán las pelucas, los trajes de marino de primera comunión y el after shave.

Con todas estas propuestas, confío alcanzar millones de votos, porque un millón ha sido capaz de tragarse las mucho más modestas del partido del profesor Iglesias, entre las que echo de menos aquella famosa de “Zamora libre: serás puerto de mar”.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic