inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 23 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/07/2008 - Juan Luis Sánchez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen del gran escenario de Rock in Rio, construido en Arganda del Rey.
Ver además...
Opá, yo viazé un blog!
Verano de corrupción
En defensa del mundo musulmán
Dejad que los niños se acerquen a Potter
El cine y la palabra
El Gobierno siembra el ‘chaos’
Tazas de café
16 minutos
Carta a la madre
Verano de jueves, solitarios y espías dobles
Chuck Norris se mosquea
Se fue Antonio Gasset, acabó la crítica de cine
Hurra por Bardem
España vista por Hollywood
El aceite de la muerte
Dijo que esta mañana vendrá
Crónica de una muerte anunciada
Avaricia desmedida en plena crisis
El ‘nobelista’
El recuerdo de El Equipo-A
El libro de moda
Papá, vaya nombre me has puesto
Genios del marketing
El chico biónico
El 23-F de cerca (s)
No saber perder
Tres desgracias seguidas
Del rosa al negro
El retorno del friqui
Zapatero resucita la censura
El lehendakari cita a Eastwood
Zombies, Jane Austen y Natalie Portman
¿Quién protege a nuestros hijos de la televisión?
La maldición de la actriz
¿Será capaz Almodóvar de rodar una película de terror?
Lope: el fiasco del año del cine español
Conspiración de mujeres (Día Mundial del cáncer de mama)
A Peter Jackson le crecen los hobbits
WikiLeaks: Esta vez es la guerra
La guerra de la sucesión de ZP
¡Terror en el Festival de Málaga!
Viajar en metro:la gran aventura
The walking dead y la publicidad aberrante
Yo he sobrevivido a El Principito 2
¿Son los Pitufos propaganda comunista?
Oda a la 'cocreta' congelada
Donde dije Viggo (Mortensen) digo Diego (Alatriste)
Biografía de Steve Jobs: Adiós Mister Chips
"The Artist" es mutis: ¡Que me devuelvan el dinero!
Madrid cosmopolita
Juan Luis Sánchez

Se acaban de celebrar dos curiosos acontecimientos en Madrid. El primero, sobradamente conocido, es el festival que han montado los de El Corte Inglés y que llevan anunciando a bombo y platillo, antes de que tuvieran confirmada ni una sola actuación. Entre el 27 y el 6 de Julio se celebra en Madrid el Rock in Rio. Yo voy, aunque dudo entre dos fechas. El caso es que el nombre viene de que las primeras ediciones (1985, 1991 y 2001) tuvieron lugar en Río de Janeiro, pero luego se decidió que era más rentable hacerlo itinerante, por lo que se ha celebrado en Lisboa y ahora en Madrid.

El segundo evento que alberga mi adorada ciudad es el FICEB, el Festival de Cine Erótico de Barcelona, que tiene lugar del 26 al 28 de junio. Ahí yo no voy, pues francamente no me interesa mucho el cine porno por razones muy concretas.

Y digo yo que es una buena idea traer el Rock in Rio y el Festival Erótico de Barcelona a Madrid. Ya puestos se podrían traer también el Festival de Cine de Cannes o la Bienal de Venecia. Y la Expo de Zaragoza la podrían reinstalar también aquí, así no tendríamos que viajar hasta allí para verla.

No suelo recomendar espectáculos en vivo o montajes teatrales pero puesto que la ocasión lo merece, hago una excepción con Felicitas, amor, crimen y misterio que se puede ver actualmente en el Teatro Gran Vía. Realmente, pocas veces he visto algo tan fresco. Es un montaje de Julio Bocca, el irrepetible e impresionante bailarín argentino que se retiró el año pasado y que ahora ejerce como director, por primera vez. Y la verdad es que ha reclutado a grandes figuras. Yo fui porque me dijeron que tenía que ver a Igor Yebra, que despertaba en mí todos los prejuicios del mundo, primero porque es el marido de Anne Igartiburu, que no es santa de mi devoción. Lo cierto es que una vez que le he visto es justo reconocer que el chico ‘se defiende’. Pero quien realmente me fascinó fue Cecilia Figaredo, que al parecer es la primera bailarina del ballet argentino, y que demuestra una sensibilidad hipnótica con sus movimientos de muñequita.

Las coreografías mezclan estilos más tradicionales y más modernillos, pues incluso actúa una compañía de tamboreros del Río de la Plata que recuerdan muchísimo a los percusionistas brasileños, y que animan por completo la función, sobre todo a la salida, porque mientras el público sale organizan una especie de batukada. Otra razón más para no perderse este montaje, aparte de la batukada, es que a la entrada y en el descanso te obsequian con un adictivo Frangelico, servido en vasos de exquisito chocolate. Como cuando yo fui había poca gente, me puse hasta arriba de chocolate con licor.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic