inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/04/2014 - Luis Miguel Boto Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Madrid: hay proyecto

El pasado 28 de abril la Alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunciaba una serie de medidas que van a suponer un revulsivo importante para nuestra ciudad. Tras años de austeridad y de amortización de la deuda municipal  (en los que por cierto, la ciudad no ha dejado de funcionar), llega el momento del impulso definitivo de actuaciones favoreciendo el bolsillo de las familias madrileñas.

Así, tras una considerable bajada en la tasa de basuras este 2014, el próximo 2015 los madrileños verán como esta tasa sencillamente desaparece. Todo ello se hará, por supuesto, sin mermar el excelente servicio de recogida de basuras que disfrutamos los madrileños, que es uno de los más completos por días de recogida de Europa. También, aquellos casos históricos periféricos que tenían estacionamiento regulado (parquímetros) volverán a la situación anterior y el aparcamiento será libre. Solo dentro de la Calle 30 se mantiene el SER, pero con un renovado sistema más inteligente y donde la finalidad medioambiental primará sobre la recaudatoria puramente.

A estas medidas, que van directamente en beneficio de los ciudadanos y que aumentan su renta disponible se suman otras como la bajada de hasta un 90% en la plusvalía municipal o un ligero aumento de las inversiones en este año, tras años de austeridad total. El legado de Ana Botella al frente del Ayuntamiento está sustanciándose siendo al final de legislatura de la misma magnitud que el de otros grandes alcaldes como Álvarez del Manzano o Ruiz-Gallardón.

Con Álvarez del Manzano, la ciudad salió definitivamente de la penumbra de la transición y se convirtió en una capital saludable, puntera económicamente y con unos servicios sociales municipales envidiados en toda Europa. Alberto Ruiz Gallardón nos dejó una ciudad de primera a nivel mundial, con unas infraestructuras dignas de primera magnitud, pero también una ciudad que volvía a mirar a su río. El legado de Ana Botella en el Ayuntamiento será el de una Alcaldesa que saneó las cuentas, mantuvo los servicios y las infraestructuras en las circunstancias más difíciles y que finalmente ese ahorro repercutió en el bolsillo de los ciudadanos.

Las ciudades son el espacio esencial de la política del siglo XXI. Las ciudades son los motores del progreso, de la tolerancia y de la cohesión social. Están lejos de los problemas identitarios y de supuestos derechos colectivos que siempre nos alejan de la obligación prioritaria – al menos de forma teórica – de la política de proporcionar más bienestar a los ciudadanos, y es que como decía Maquiavelo en su obra maestra “El Príncipe”, el político que más perdura en su cargo es aquel que busca el interés general.

Los madrileños conocen esta herencia dejada por los gobiernos del Partido Popular en la ciudad de Madrid. Confían en gestores expertos, con visión de futuro y que tienen al ciudadano como eje de su acción política. Por ello estoy convencido que en 2015 no confiarán el gobierno de la ciudad a experimentos tripartitos con ingredientes muy diferentes, pero con el denominador común de esa izquierda que todo lo que toca lo convierte en ruina. Si miran al Partido Popular saben, que tras 25 años, sigue habiendo proyecto. Un proyecto ganador y que quiere una ciudad de primera.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic