inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 18 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/05/2016 - Jesús Ángel Rojo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos   11 votos
2 de mayo: la luz que alumbró la libertad en España

El 2 de Mayo de 1808, el pueblo de Madrid se agolpa frente al Palacio Real ante las noticias de que los franceses se llevan al infante Francisco de Paula.  En esos momentos la muchedumbre, fruto de la indignación, gritó enfervorecida:  "¡Que nos los llevan!" y acto seguido los vecinos de Madrid intentaron asaltar el Palacio Real. Pero desgraciadamente los españoles habían descubierto demasiado tarde que sus gobernantes habían vendido su libertad al totalitarismo napoleónico: comienza la Guerra de la Independencia.

En un acto infame, Carlos IV y Fernando VII, firmaron las Abdicaciones de Bayona en las que ambos renunciaban a su poder real en favor del pelele de Pepe Botella, hermano de Napoleón. Parecía que España quedaba descabezada, pero con lo que no contaban los franceses, es con nuestra nación, que no sólo estaba compuesta por gobernantes infames sino por españoles por cuyas venas corre la sangre de Hernán Cortés, Blas de Lezo o Bernardo de Gálvez. A pesar de que el pueblo de Madrid estaba huérfano y abandonado por sus instituciones, sacó fuerzas de flaqueza y se levantó contra el ruin francés que había aprovechado nuestra amistad para invadirnos de forma despreciable.

Y así, los madrileños que sólo contaban con escopetas anticuadas, navajas, tijeras, cuchillos de cocina y demás objetos punzantes se enfrentaron al ejército más poderoso del mundo prácticamente desarmado. Nunca sospecharon los gabachos que el coraje de un solo español valía por el de diez franceses.

Los hombres y mujeres de Madrid se prepararon para dar su vida por la libertad y la de todos los españoles, como por ejemplo Manuela Malasaña, quien viendo como los franceses asesinaban a un pueblo prácticamente desarmado, no dudó un instante en sumarse a la lucha contra el invasor. Y no olvidar la heroicidad y coraje de Daoíz y Velarde, los militares que se unieron al pueblo y lo defendieron de la vileza de los franceses, a costa de sus vidas, en el Cuartel de Artillería de Monteleón. O como los madrileños se lanzaron con tijeras y navajas contra la cobarde carga de los Mamelucos. En definitiva, la heroicidad del pueblo de Madrid no sólo fue la llama que hizo arder la antorcha de la libertad en España sino también en una Europa sometida a la opresión de un sátrapa llamado Napoleón. Por todo los anterior, amigos y amigas de la Casa de Madrid de Barcelona,  vosotros lleváis en la sangre el valor y el coraje de todos estos héroes y lo demostráis día a día en ese gran santuario de libertad situado en la Ciudad Condal. No sólo representáis lo mejor de Madrid en nuestra querida y amada Barcelona sino que sois esa luz que alumbra la libertad en los lugares que más se necesita y, por supuesto, garantes de los derechos y libertades que representa España.

En definitiva, es para mí y para todos los madrileños un orgullo saber que lo más castizo y chulapo de la capital reside en la Casa de Madrid de Barcelona.

Feliz Dos de Mayo









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic