inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
17/06/2008 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver además...
Callejeando Madrid
Rocío y la casquería mediática
El Madrid terrible
Relecturas
Fidel Castro
Un mercado navideño en El Retiro, decidido en el Pleno
Muerte en la valla
Al matadero
La extraña pareja
Navidad irrecuperable
Sadam Hussein
Rostropovich y la interpretación
De antros: despedidas y reencuentros
La ópera: “centenariazo”
Jazzeando por Madrid
Bajo máscaras
Lecturas caribeñas
En el Copacabana con Gerardo Porto
Políticos de caza y pesca
Políticas de la imagen
La Duquesa Roja
Sudoku ministerial
Rehab
Madrid, rue de Varenne 77
Arde Madrid en paganías
Lenguas y endogamias
Desconcertante Winehouse
Demócratas y..., demócratas
Ingeniería de espejos
Zetapé, el fontanero
De Vinila a Adonis, poetas
Así va el mundo...
Gu(lag)tánamo
Los 50´s de Betty Page
No me llames crisis, llámame Lola
Pasarela política fashion week
Francis Bacon en el Prado
Una de piratas
Alejandro Sawa
Coherencia, por favor
De muros y alambradas
Los caminos de Santiago
Bucaneros y poetas
AC-DC
El vaso que no se colma...
Justicia con caducidad: terrorista libre
ZP en Rodiezno
Tránsfugas, ética a muletas
La historia en bucle
Obama, Nobel de la ¿ilusión?
Alakrana
¿Piratería o mercado libre?
La crispación como instrumento
Nada es lo que parece
Víctor Vázquez

Ya avisé de que esta legislatura iba a tener un alto contenido lingüístico herencia de lo que tímidamente comenzó en la anterior con aquello de buscarle nombre a lo que era España. La cosa ha continuado con un trasvase del Ebro que no era tal; y ahora se nos apunta Ibarretxe al carro de los matices: él no busca la independencia sino profundizar en el auto-gobierno. Algo pa-recido a lo que algún cachondo explica de que la X para la Iglesia en las declaraciones de la renta es para que salgan más sobrinas de Rouco Varela en el Interviú.

Nada es lo que parece: ha muerto García Calvo ¿jurista de la democracia o gobernador de Almería con Franco?, ¿miembro del Tribunal Constitucional o miembro del entramado de una dictadura? ¿Democracia o dictadura? Bendita la dualidad de la que son capaces algunos, estrábicos de ideales, ya que le ponen velas a todos los cristos y a todos los diablos. Mercenarios de la democracia. Mediocres en busca de la sopita caliente del que manda. ¿Garante de la democracia y de un Estado de derecho o moralidad extremadamente distraída? Defender lo uno y lo contrario, lo anti-democrático y lo democrático. O sopa o teta. En fin..., es ésta una de esas cosas que cabrean tanto a Gabriel Albiac cuando explica que en tiempos o tocaba disidencia o tocaba indecencia.

En España es lo que ocurre: te mueres y ya con poner el verbo en pasado te conviertes por arte de magia en buena persona, o no se puede hablar de ti -en el peor de los casos- porque el individuo en cuestión no se puede defender. Hipocresías. Me contaba el catedrático Gallach, que fue profesor de la Reina Sofía, que el asesinado por ETA en la Facultad de Derecho de la Autónoma de Madrid: Tomás y Valiente, llegó a impartir la asignatura de Espíritu Nacional, esa que empezaba con todos en pie cantando el Cara al sol. Aún hoy no me lo termino de creer.

No, nada es lo parece, y hasta alguno de los intérpretes que manda la empresa contratada por el Ministerio del Interior para apoyo logístico de la Policía Nacional está en búsqueda y captura con antecedentes por falsificación de documentos. Con dos huevos. O es un cebo descabellado para enchironarlos digno de Groucho Marx o realmente a quien van a dar apoyo es a los traducidos, indicándoles no sólo las triquiñuelas con las que ellos se han escapado, sino abriendo la puerta de una oferta laboral como la de ellos. Eso es integración. Incluso puede ayudarle a hacer un currículo a costa de las horas del servicio y así subir un poquito la nómina ya que se mete en la boca del lobo a diez euros la hora de los casi cincuenta que se lleva la empresa de la que ya ha prescindido la Generalitat. Lo contrario le pasaba hace años a un conocido mío que habiendo estudiado filología árabe, se sacaba unos duros de traductor para la policía. En algunas ocasiones en que la urgencia lo requería, lo ha ido a buscar una patrulla a casa entre los comentarios del vecindario y los colores subidos de su madre tratando de explicar la realidad. En fin, nada es lo que parece.
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic