inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 17 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
21/12/2010 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Ver además...
Callejeando Madrid
Rocío y la casquería mediática
El Madrid terrible
Relecturas
Fidel Castro
Los vecinos siguen reclamando un hospital en la antigua cárcel de Carabanchel
Muerte en la valla
Al matadero
La extraña pareja
Navidad irrecuperable
Sadam Hussein
Rostropovich y la interpretación
De antros: despedidas y reencuentros
La ópera: “centenariazo”
Jazzeando por Madrid
Bajo máscaras
Lecturas caribeñas
En el Copacabana con Gerardo Porto
Políticos de caza y pesca
Políticas de la imagen
La Duquesa Roja
Sudoku ministerial
Rehab
Nada es lo que parece
Madrid, rue de Varenne 77
Arde Madrid en paganías
Lenguas y endogamias
Desconcertante Winehouse
Demócratas y..., demócratas
Ingeniería de espejos
Zetapé, el fontanero
De Vinila a Adonis, poetas
Así va el mundo...
Gu(lag)tánamo
Los 50´s de Betty Page
No me llames crisis, llámame Lola
Pasarela política fashion week
Francis Bacon en el Prado
Una de piratas
Alejandro Sawa
Coherencia, por favor
De muros y alambradas
Los caminos de Santiago
Bucaneros y poetas
AC-DC
El vaso que no se colma...
Justicia con caducidad: terrorista libre
ZP en Rodiezno
Tránsfugas, ética a muletas
La historia en bucle
Obama, Nobel de la ¿ilusión?
Alakrana
¿Piratería o mercado libre?
Perfil bajo, o sin perfil
Víctor Vázquez

Nos invade la cultura de la falsa moneda, del latón vestido de oro y de los bucaneros con manicura. Países en suspensión de pagos y ayuntamientos en bancarrota, concursos a dedo y comisiones al bolsillo mientras gotean las tuberías de los presupuestos del Estado por lo mil ranchitos a gobernar derivados de una organización territorial llevada al límite con espirales donde hay más jefes que indios. Nos devoran las duplicidades, casi siempre en sentidos contradictorios, y una corrupción de la que maman toda una procesión de trileros con aspiraciones a nuevo rico con coche de mucho ruido y pelandrusca oxigenada a la vera.

Que el gasto reactiva la economía es lo que aprendió Zetapé en su lección de Economía de dos tardes. Le ha faltado una tercera para alcanzar la diferencia entre gasto e inversión; y el resto de la semana para darle al inglés que, como dicen los cables pinchados por Wikileaks, podría llegar a entender. “Perfil bajo o sin perfil”, como acierta Antonio Lucas, en El Mundo, hablando de toda la ralea política; muestra de la sociedad, para nuestra desgracia, no nos engañemos…

La caja contable se termina sin que nada de lo que se haya iniciado con su merma pueda seguir funcionando por si mismo. Lo reactivo como medida económica debería ser excepción y no norma. Si a eso unimos que la consistencia de nuestro tejido productivo arde a la primera chispa y que el Gobierno baila a pie cambiado y con el metrónomo atascado, nos encontramos con que hay que vender para conseguir cash: por ejemplo el 30% de las Loterías a costa de conseguir un líquido de urgencia que se volatizará al contacto con el agujero negro de la deuda, dejando de percibir el Estado en los posteriores años una cuantía fija. Lo que se conoce vulgarmente como ver la peseta y no el duro que hay detrás… El corto plazo arrasa nuestro futuro. ¿Futuro?, en fin, por llamarlo de alguna manera.

Nuestra planta internacional, que por momentos simuló ser la de Gasol, ha ido menguando hasta el modelo Torrente. De nosotros sólo se fían los especuladores por aquello de la tajada limpia y se aprovechan las democracias de postal coloreada -Marruecos, Venezuela…- para darnos cachetes en ese culo blando que tenemos por pura tibieza. El talante se ha transformado en sodomía y el marujeo que tanto nos entretiene por fin se ha globalizado en Wikileaks con esas miles de comunicaciones de corrala internacional que en su mayoría sorprenden por su obviedad.

barboletta2004@yahoo.es









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic