inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
23/12/2010 - Juan Luis Sánchez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver además...
Opá, yo viazé un blog!
Verano de corrupción
En defensa del mundo musulmán
Dejad que los niños se acerquen a Potter
El cine y la palabra
El Gobierno siembra el ‘chaos’
Tazas de café
16 minutos
Carta a la madre
Verano de jueves, solitarios y espías dobles
Chuck Norris se mosquea
Se fue Antonio Gasset, acabó la crítica de cine
Hurra por Bardem
España vista por Hollywood
El aceite de la muerte
Dijo que esta mañana vendrá
Madrid cosmopolita
Crónica de una muerte anunciada
Avaricia desmedida en plena crisis
El ‘nobelista’
El recuerdo de El Equipo-A
El libro de moda
Papá, vaya nombre me has puesto
Genios del marketing
El chico biónico
El 23-F de cerca (s)
No saber perder
Tres desgracias seguidas
Del rosa al negro
El retorno del friqui
Zapatero resucita la censura
El lehendakari cita a Eastwood
Zombies, Jane Austen y Natalie Portman
¿Quién protege a nuestros hijos de la televisión?
La maldición de la actriz
¿Será capaz Almodóvar de rodar una película de terror?
Lope: el fiasco del año del cine español
Conspiración de mujeres (Día Mundial del cáncer de mama)
WikiLeaks: Esta vez es la guerra
La guerra de la sucesión de ZP
¡Terror en el Festival de Málaga!
Viajar en metro:la gran aventura
The walking dead y la publicidad aberrante
Yo he sobrevivido a El Principito 2
¿Son los Pitufos propaganda comunista?
Oda a la 'cocreta' congelada
Donde dije Viggo (Mortensen) digo Diego (Alatriste)
Biografía de Steve Jobs: Adiós Mister Chips
"The Artist" es mutis: ¡Que me devuelvan el dinero!
A Peter Jackson le crecen los hobbits
Juan Luis Sánchez

El rodaje de The Hobbit está siendo toda una odisea. A Peter Jackson no paran de crecerle los enanos y los hobbits. A este paso va a ser una película maldita. En primer lugar, los problemas económicos de MGM retrasaron tanto el rodaje que el director inicialmente previsto, Guillermo Del Toro, se cansó de esperar y abandonó el proyecto. Poco después, Peter Jackson tomó las riendas como realizador, pero sufrió un boicot por parte de los sindicatos de actores, que pedían firmar un acuerdo sobre los salarios de sus asociados con los productores del film, circunstancia que estuvo a punto de provocar que Jackson desistiese de rodar en Nueva Zelanda y se fuera con su película a otra parte.

Cuando creíamos que los problemas habían terminado, Peter Jackson ha topado con la corrección política. Esto parece casi un rodaje del gafe más gafe de todos los gafes, o sea Terry Gilliam, el gran encadenador de desgracias, en lugar de una película de Peter Jackson. La nueva polémica ha sido desatada por Naz Humphrey, una mujer británica, de origen paquistaní, de piel marrón, y supuestamente ‘fan’ de J.R.R. Tolkien y The Hobbit. Cuenta Mrs. Humphrey que como mide metro y medio se considera idónea para hacer de hobbit, y estaba deseando convertirse en extra de la nueva película, pero el director de casting dio al traste con sus aspiraciones. “Básicamente nos dijo que no quería a nadie que no fuera de piel pálida”, comenta.

Al parecer, el asunto ha tenido cierta repercusión mediática, se ha emitido un vídeo del director de casting pidiendo gente pálida, y se ha creado un grupo en Facebook llamado Hire hobbits of all colours! Say no to hobbit racism (¡Contratad hobbits de todos los colores! ¡Di no al racismo hobbit!).

Así que finalmente Peter Jackson, que debe estar harto de complicaciones absurdas, ha ‘fingido’ excusarse, para ver si le dejan rodar la película de una vez. Ha declarado públicamente que no estaba al tanto de las restricciones de la audición (sí, ya, como si no controlara al milímetro cada aspecto de sus películas '’tolkienianas’), y calificó el incidente de ‘error desafortunado’. “Nunca dimos este tipo de instrucciones. Todas las personas que cumplan con la edad y la altura requeridos son bienvenidos a la audición”, comentó un portavoz de Peter Jackson.

En mi humilde opinión, la corrección política nos va a llevar a la idiotez más absoluta. Yo no tengo nada obviamente contra los actores de origen pakistaní, ni de ninguna otra raza, pero, ¿por  qué los habitantes de Hobbiton tienen que ser ahora representativos de todos los grupos étnicos? ¿Debería haber también hobbits gays para contentar a todos? ¿Y los elfos? ¡Esos son todos rubios y altos! ¡Eso sí que es racismo! ¡Tendría que haber elfos chinos!

Dicen algunos puristas de los libros de Tolkien que los hobbits representan una interpretación mitológica del pueblo de Inglaterra, un lugar donde hasta hace no mucho, todos los habitantes eran de raza caucásica y superpálidos. De ahí que en su derecho de interpretar la novela como quiera, y haciendo uso de su libertad creativa para rodar la película que ha imaginado, Jackson pueda contratar a quien le dé la gana. Es como si yo exigiera salir en una película de samurais japoneses de la época feudal, porque tiene que haber representantes de todas las razas entre los samuráis, ¿no? ¡No a la discriminación samurái!

j-lsanchez@estrenos21.com
juanluissanchez.blogspot.com
 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic