inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/06/2011 - Luis Miguel Boto Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver además...
La democratización del Magreb, compromiso moral de occidente
La marcha del presidente, el último malabarismo del PSOE
La fiesta de la democracia
Democracia representativa
Ya está hecho
Ya somos 7.000 millones
Elecciones Generales
Enhorabuena alcaldesa
Madrid 2020
Los plazos de la democracia
El imperio de la ley
PSOE-Rubalcaba: "la relativización de los principios"
Luis Miguel Boto

Cuando al PSOE se le plantea que sus actuaciones no parecen coherentes con su ideario político y/o con su Programa de Gobierno, la justificación suele ser la de las “circunstancias históricas concretas del momento”. Es decir, la de que la opinión es una cuestión de situación y no de principios. 

En esta línea, el vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Sr. Rubalcaba, presenta algunas incoherencias en su gestión que son merecedoras de consideración:

- Siempre ha afirmado que el Ejecutivo tiene que respetar las decisiones judiciales y hacer cumplir la Ley, como en el caso de la sentencia del Tribunal Constitucional respecto a la coalición Bildu. Sin embargo, cuando le interesa, no cumple las sentencias judiciales, sino que las deja en suspenso en base a su propia opinión respecto a la conveniencia de su cumplimiento, como en el caso de la Puerta del Sol: “La policía está para solucionar problemas y no para agravarlos”.

- El PSOE ganó legítimamente las Elecciones Generales en 2004, con un eslogan personal de Rubalcaba, repetido frente a las cámaras y los micrófonos de los medios, en la Jornada de Reflexión: “El Pueblo Español se merece un Gobierno que no le mienta”. Sin embargo, el Sr. Rubalcaba no parece estar dispuesto a dejar el Gobierno de España, actual o futuro, si se demuestra judicialmente que ha mentido en relación con el ‘Caso Faisán’.

- Ha denunciado sistemáticamente, que en el PP no existe democracia interna porque nombra sus candidatos ‘a dedo’, a diferencia del PSOE donde los candidatos se eligen siempre, en ‘elecciones primarias’. Por coherencia, Sr. Rubalcaba, ¿no debería haber rechazado su nombramiento ‘a dedo’ como candidato del PSOE?

- En las Elecciones Municipales y Autonómicas del día 22 de mayo, planteadas como un plebiscito por el propio Sr. Zapatero al solicitar el voto para el PSOE como “único partido capaz de detener a la derecha de la derecha europea”, el resultado ha sido que, el PP ha ganado en 40 de las 50 capitales de provincia, así como en Ceuta y Melilla. Además, respecto a las zonas ‘rurales’, el PP ha ganado en 11 de las 13 Comunidades Autónomas en las que se han celebrado Elecciones Autonómicas.

¿Por qué el PSOE no ha actuado con la misma celeridad interpretativa de la voluntad popular que el 13 de abril de 1931? En aquella ocasión, exigieron la instauración de la II República, al considerar como un plebiscito a su favor, la victoria de los republicano-socialistas en 37 de las 50 capitales de provincia.

Por todo lo anterior, Rubalcaba y Zapatero me recuerdan a los líderes de la revolución socialista de los animales, descrita por George Orwell en Rebelión en la Granja cuando, para justificar por qué los líderes dormían en las camas de la casa de los antiguos propietarios y no como el resto, sobre paja en el granero, (el principio establecía que “Ningún animal de cuatro patas dormirá en una cama”), argumentaban que lo que diferencia realmente una cama de un jergón, no es el colchón ni el somier, sino que tenga sábanas. Y, más aún, cuando el principio fundamental de la revolución (“Todos los animales de cuatro patas son iguales”),el único que quedaba de los iniciales de la Carta Magna, fue modificado por los dirigentes a “Todos los animales de cuatro patas son iguales, pero algunos son más iguales que otros”.

Comentarios: 1
Carlos Miguel Iglesias Sanz dijo el 05/07/2011 a las 10:09h.
Me alegra, D. Luis Miguel Boto, coincidir en el ejercicio de historia contrafactual que ud. realiza en su artículo, sobre porqué el PSOE no ha actuado con la misma celeridad interpretativa de la voluntad popular que el 13 de abril de 1931 se consideró un "legítimo" plebiscito sobre el deseo popular de transitar de la Monarquía a la República. Acaban de publicarme un art. en la revista "La Aventura de la Historia", nº 152, sobre esta misma cuestión, que le invito, modestamente, a leer. Carlos Miguel Iglesias Sanz   Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic