inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 17 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
27/11/2015 - Juan Julián Elola Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Recortes en educación

Esta vez ha sido la OCDE (la que hace los informes PISA, para enterdernos) quien recrimina a España por los tremendos recortes producidos en educación en la última legislatura, y por los perversos resultados que éstos han ocasionado en las clases medias. La falta de recursos es clave para el aumento del abandono escolar, y esto, unido a la alta tasa de paro juvenil, ha llevado a un incremento de casi un 10% en el número de jóvenes que ni estudian ni trabajan (los conocidos ni-nis) Pero la educación vuelve a jugar un papel fundamental en este punto: un 87% de los adultos con estudios superiores (universitarios o FP grado superior) están trabajando, mientras que solo lo hacen el 66% de los que no fueron más allá de la enseñanza obligatoria. Significativo.

En su informe “Panorama de Educación 2014”, presentado este noviembre, la OCDE relaciona claramente los malos resultados de nuestros jóvenes estudiantes con las pobres cifras de inversión en educación (más de dos puntos por debajo de otros países desarrollados). Si tenemos en cuenta que el nivel socioeconómico de los padres es un factor muy influyente en el resultado escolar de los hijos, según esos mismos estudios, los recortes en educación repercuten fundamentalmente sobre los estudiantes de menos recursos.

Cualquier miembro del gobierno podía haberlo deducirlo sin hacer muchos cálculos, pero tiene que venir alguien de fuera con unos informes para que se den cuenta. Sin duda, la mejora de la educación en España pasa por un esfuerzo económico en este sentido. Como mínimo y urgente, volver a las cifras de inversión previas los recortes.

Queda, no obstante, una puerta abierta a la esperanza. El informe también destaca, en lo positivo, la gran cantidad de niños que acuden a la escuela antes de los 6 años (educación infantil), bastante superior a la media europea.  Si a este dato le añadimos que, según sus propias conclusiones, “los alumnos de quince años que cursaron al menos un año de Educación Infantil obtienen mejores resultados en el PISA que los que no lo hicieron, incluso teniendo en cuenta su contexto socioeconómico”, podemos deducir que el refuerzo y la universalización de la educación infantil tendría un efecto positivo en los resultados académicos de las próximas generaciones. Y en el caso de los alumnos emigrantes esa diferencia puede ser equivalente incluso a dos años de escolarización, según la misma OCDE.

Termino con unas palabras dichas en el acto de presentación de este informe: “La educación puede sacar a la gente de la pobreza y la exclusión social. La falta de una educación de calidad es la forma más poderosa de excluir a la gente de los beneficios del crecimiento económico y el progreso social”.

http://elola.blogia.com
@JJElola









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic