inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 15 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/05/2008 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Fotografía de María San Gil.
Ver además...
Callejeando Madrid
Rocío y la casquería mediática
El Madrid terrible
Relecturas
Fidel Castro
Un mercado navideño en El Retiro, decidido en el Pleno
Muerte en la valla
Al matadero
La extraña pareja
Navidad irrecuperable
Sadam Hussein
Rostropovich y la interpretación
De antros: despedidas y reencuentros
La ópera: “centenariazo”
Jazzeando por Madrid
Bajo máscaras
Lecturas caribeñas
En el Copacabana con Gerardo Porto
Políticos de caza y pesca
Políticas de la imagen
La Duquesa Roja
Sudoku ministerial
Nada es lo que parece
Madrid, rue de Varenne 77
Arde Madrid en paganías
Lenguas y endogamias
Desconcertante Winehouse
Demócratas y..., demócratas
Ingeniería de espejos
Zetapé, el fontanero
De Vinila a Adonis, poetas
Así va el mundo...
Gu(lag)tánamo
Los 50´s de Betty Page
No me llames crisis, llámame Lola
Pasarela política fashion week
Francis Bacon en el Prado
Una de piratas
Alejandro Sawa
Coherencia, por favor
De muros y alambradas
Los caminos de Santiago
Bucaneros y poetas
AC-DC
El vaso que no se colma...
Justicia con caducidad: terrorista libre
ZP en Rodiezno
Tránsfugas, ética a muletas
La historia en bucle
Obama, Nobel de la ¿ilusión?
Alakrana
¿Piratería o mercado libre?
La crispación como instrumento
Rehab
Víctor Vázquez

Escribía Umbral en Los metales nocturnos que Madrid era de los ministros y sus putas. Hoy, con la paridad, queda ya un poco antiguo teniendo en cuenta que la Vicepresidenta se va de polígamos a Níger. Lo que sigue más vigente que nunca es eso de las cuatro "P" de Raúl del Pozo: políticos, putas, policías y periodistas. Sobre todo lo de los policías con la se cruje en la Coslada far west con su sheriff que además estudió periodismo. Ginés: macarrismo uniformado con nombre de buñolería y callejón. Mafia cutre con banda sonora de las Supremas de Móstoles sustituyendo a Sinatra. Nos quieren hacer creer que lo sabía todo el pueblo menos sus políticos y el resto de agentes no implicados. O nos toman por estúpidos o los estúpidos son ellos. Un apunte: el concejal de seguridad dimite, pero como también lleva urbanismo, continúa con su otra mitad. Vergonzoso.

La política nacional, y por seguir con la duplicada P, se pone cachonda en Génova, y hasta la bífida de Rubalcaba resulta aburrida con el sainete que tiene enfrente y que debe estar disfrutando como un enano. Ya lo dije alguna vez: hay que resucitar a Lope y rehabilitar una corrala bien grande para el sarao nacional. Empezaría la función dando cabezazos, afeitado de cuernos y por la derecha, un Rajoy que ha seguido la táctica de no mojarse y dejarlo todo correr hasta el agotamiento; pero eso sólo vale a veces. Todo un error dados los ánimos escocidos por otras elecciones perdidas y, como dicen en su tierra, ha quedado como un "frouxo".

El moreno de Benidorm se va a hacer las américas a Telefónica, Acebes al limbo, Pizarro a rascarla de diputado de cucharón castigado contra la pared, a San Gil se le hincha la vena pues hay que reconocerle que ser del Pepé en el País Vasco es otra cosa y mariconadas las justas: las ponencias para las gallinas, que si no nos quedamos sin tortillas como cantó aquel filósofo punkie: Manolo Cabezabolo y su canto al posible aborto de la gallina. La veremos, a San Gil, en breve, con el moño subido de la mala leche y diciéndole eso de no, no, no a Rajoy como la Winehouse; y es que cada día que pasa su Rehab en el Partido Popular será más difícil.

Aguirre -la condesa-chica Telva de la Comunidad de Madrid- hacía ya tiempo que afilaba la bayoneta con la excusa del Dos de Mayo; que de una rebelión anti-francesa ha pasado a ser una plaza de control anti-botellón. Y Gallardón, ay Gallardón, que callado que está a la espera de saber por donde rompe el globo; ese que su maestro y protector Fraga dice no haber usado nunca. A Piqué estas cosas ya ni le afectan. Mayor Oreja aún tiene las ojeras de cuando andaba por el norte y le hace los coros a Amy San Gil. Aznar no habla pero escucha a todos los que se pasan a llorar o despotricar por su despacho, se cuida la melena loreal -porque yo lo valgo- y lleva vida de intelectual -Botella dixit-. Menudo solar para construir que se ha agenciado Don Mariano en la capital mientras la retaguardia juega al ahorcado.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic