inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 17 de agosto de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/09/2013 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Vendidos al peso

A la desesperada surgen, pocas veces, las defensas heroicas, pero también las imposibles y las absurdas. Compareció un Rajoy canicular por el caso Bárcenas y lo ha hecho en esas fechas clave que tan bien conocen los políticos cuando quieren pasar lo más desapercibido posible, cogiendo al personal con el pie cambiado por las vacaciones. La que hay liada es tan gorda que no ha sido posible.

Frente a los que decían que ni se atrevería a citar el nombre de la bicha contable, al presidente se le ha llenado la boca diciendo Bárcenas, de la misma manera que los niños dicen puta cuando descubren la palabra. Su rebaño, desde la bancada, sonreía nervioso y repetía el nombre maldito entre dientes, como liberados por un conjuro.

Ha sido patético ver a Rajoy disparar con bala ajena como un niño pícaro utilizando una cita de Rubalcaba para atacar al periódico El Mundo. En defensa de Zapatero –un muy mal presidente- decir que éste siempre defendió, y no sólo de boquilla, la libertad de los medios como algo básico para el equilibrio democrático. Aviso a navegantes: lo anti-democrático siempre empieza por el ataque al derecho de libertad de expresión.

Pero volvamos al tema. No ha sido la de hermético gallego una mala intervención teniendo en cuenta lo que tenía que defender. Sin poder poner la realidad encima de la mesa, como un seis doble a golpe de muñeca contra la mesa, sólo queda la verborragia bien afilada y el escurrirse por cualquier desvío de la línea recta; la demagogia camuflada de ética y fuegos artificiales; los alegatos encalados con un tufillo moral; el “yo no sabía” –tan folclórico-; el “por el bien de España” –tan de mesías. Y al final, no dimite Rajoy grapándose el pantalón a la poltrona como haría cualquier caciquillo de la ría.
Ha salido crispado, de tan acorralado por él mismo, descubriéndonos que tiene sangre. “Salió en plan presidente”, que dijo su rebaño viéndole pitones de gran político. En fin...

Pasemos a otras defensas curiosas. Urdangarín ha tratado de evitar el que salgan sus correos personales para proteger a su familia, dice, lo más importante. Por un lado la paradoja de que en esos mismos correos es él el que dinamita lo que dice querer proteger; por otro lado cae en la torpeza de que con lo dicho certifica su veracidad.

Es evidente que debe haber un límite entre lo privado y el interés público a la hora de publicar información, pero también está claro que la principal función de la Familia Real y allegados es representacional y de imagen (de país, ética, valores familiares...) y es por ahí por donde el interés público es evidente pues esa “imagen” es su trabajo. Curiosas defensas las suyas, sí señor.

barboletta2004@yahoo.es









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic